LOS LUGARES MÁS BONITOS DE ASTURIAS: Capítulo 1

EL MOFRECHU

El Mofrechu es la cota más alta del concejo de Ribadesella (891 metros), y una ruta perfecta para admirar el paisaje de Asturias. Un excelente mirador de la costa y montaña oriental, y que además, nos ofrece una encantadora panorámica de los Picos de Europa.

La ruta parte del collado de Igena, y a lo largo de una pista cómoda hasta casi la cumbre, podremos admirar las majadas de pastores, las Sierra del Sueve y del Cuera, las montañas de Cangas de Onís, el Tiatordos, e incluso, en días despejados, la Sierra del Aramo, la Reserva de la Biosfera y Parque Natural de las Ubiñas y la Mesa y la zona de Pajares.

Calzado cómodo, agua, crema solar y gorra, son los requisitos para realizar esta excursión de apenas 2 horas de duración (ida y vuelta). Un lugar privilegiado en la zona oriental asturiana, cuyas vistas a Ribadesella nos magnificarán.

Recomendamos ir con tiempo, bocadillo y cámara de fotos, ya que nos querremos quedar allí horas y horas deleitándonos con la impresionante perspectiva de Asturias.

El Mofrechu

LES FOCES DEL PINO

Este Monumento Natural ubicado en el concejo de Aller, en La Montaña Central de Asturias, es un pequeño desfiladero excavado por la acción del agua sobre la roca caliza en el tramo medio del río Pino. Una estrecha hoz de paredes casi verticales, que en algunos puntos no supera los 6 metros de ancho, y por cuyo lecho discurren las aguas rompiendo en numerosos rápidos y cascadas.

El río Pino es un arroyo de montaña de tan solo 6 km de longitud. Este curso de agua nace en Peña Redonda y desemboca en el río San Isidro, en la localidad de El Pino, lugar de donde parte la senda a las Foces del Pino. La ruta discurre por un bosque donde podremos observar tejos, robles, hayas, castaños, avellanos y brezos, entre otros, pero también pastizales de montaña, por lo que no es raro que en nuestro recorrido nos encontremos con algún ganadero que recorre diariamente el camino para atender su ganado, y que nos saludará amablemente.

Un recorrido perfecto para realizar en cualquier época del año, ya que luce espectacular en invierno, para observar las cumbres nevadas, o primavera, donde veremos los árboles y los campos llenos de flores, pero también durante el verano, donde el bosque nos permitirá huir del calor insoportable de otras zonas de Asturias. Pero, sin duda, el otoño, con sus colores característicos, convierte esta una zona mágica y maravillosa donde perderse del mundo durante unas horas.

Foces del Pino

 

EL LAGO DEL VALLE

El Lago del Valle, con unas dimensiones de 24 hectáreas, es el mayor de todos los lagos existentes en Asturias, aunque su tamaño es fruto de la obra de la represa realizada para aprovechar sus aguas en la central hidroeléctrica de la Malva.

El lago se encuentra ubicado en el Parque Natural de Somiedo, y se accede al mismo a través de un hermoso camino que parte del pueblo del Valle del Lago, cercano a Pola de Somiedo. El lago se sitúa en un circo de origen glaciar, y el valle, con una forma típica en U, como todos los valles glaciares, nos ofrece una idea de las dimensiones que tenía el glaciar.

Esta es, además, una zona extraordinaria donde practicar el Birdwatching: perdiz pardilla, treparriscos, buitre leonado, alimoche común, culebrera europea, águila real, chova piquigualda o gorrión alpino, son algunas de las aves que podemos observar en nuestra visita. Además podemos ver rastros de lobos y osos (con suerte, incluso, avistarlos) y rebecos en las cumbres circundantes.

Además de por su interés natural, esta zona conserva (con gran dificultad) una cultura rural importante centrada en la ganadería. Esto puede apreciarse por el extraordinario conjunto de brañas en las que podemos ver las famosas cabanas de teito de escoba utilizadas por los vaqueiros durante los períodos estivales.

Nuestro agradecimiento y reconocimiento a las personas que lucharon por mantener y conservar el paisaje, la biodiversidad y la cultura de esta zona rural olvidada y maltratada.

 

BRAÑA BUXANA

A los pies de la Sierra del Aramo, en el también conocido como “jardín del Aramo” se encuentra la Braña Buxana, en los Puertos de Andrúas. Se trata de vieja cabaña de piedra, de planta cuadrada y con el techo de “tapinos” de hierba. Esta cabaña, se denominada también como Cabaña de Villanueva, puesto que era utilizada por los vecinos de la capital del concejo de Santo Adriano en sus labores ganaderas. En la zona hay restos de otras cabañas y de “corros”, así como de un posible campo de dólmenes.

El camino hacia este lugar parte del pueblo de La Rebollada, en Quirós, una senda a través de un antiguo camino medieval que conserva aún el empedrado original, y a desde donde podemos observar un paisaje típicamente ganadero. Sobrevolando las cimas circundantes podemos reconocer numerosos ejemplares de buitres leonados, e incluso alimoches.

Un lugar espectacular, prácticamente desconocido y 100% recomendable su visita.

Cabaña con el techo de hierba en la braña

TRABÁU

Si hay algún lugar en Asturias que presume de ser el paraíso inexplorado es Degaña, y más concretamente el pueblo de Trabáu o Tablado. Esta zona, junto con Sistierna, El Bao y El corralín, pertenece a la tierra de cunqueiros o tixileiros, artesanos que se encargaban de la talla de madera mediante un torno a pie, con el que elaboraban elementos de la vajilla: escudiellas, cachos para el vino, platos, vasos, y otras piezas diversas, que luego vendían. Cuando llegaba el otoño emprendían su camino hacia el Sur, Extremadura y Andalucía, donde vendían su producción, y volvían en primavera con aceite y otros productos. Los habitantes de estas zonas poseen una lengua propia: la Tixileira o Tixileiro. En El Rincón del Cunqueiru en Trabáu, conservan aún este oficio, y parte de su trabajo es mostrarlo a todo aquel viajero o viajera que desee conocer a fondo esta cultura.

Esta zona, además, es un entorno idílico para la observación del oso pardo cantábrico, actividades de astronomía (es la zona de Asturias que goza de mejor clima), o interpretación del paisaje. Los bosques, valles y lagunas glaciares, como las lagunas de Trabáu, forman un paisaje asombroso. Sin duda, el paraíso inexplorado.

Cunqueiru. Degaña

 

¿Os han gustado estos rincones de Asturias? Seguiremos ampliando la información en próximas actualizaciones con nuevos lugares de Asturias que merecen la pena descubrir, explorar y experimentar.

Más información en info@llascara.es

Abrir/Cerrar comentarios

Responder

Tu email no será publicado. Las casillas requeridas están marcadas *

Puedes usar estos códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>