EL ORIGEN DE LOS PASTOS DEL PARQUE NACIONAL DE LOS PICOS DE EUROPA

Cualquier paisaje puede mostrarse diferente a los ojos de cada persona. Unas personas se fijan más en las flores, otras en los árboles, otras en sus rocas o fósiles, otras en el modelado glaciar, y otras en las huellas que han dejado sobre el paisaje los seres humanos que han vivido en un territorio a lo largo de su historia. El paisaje es un libro con innumerables capítulos, y cada uno de ellos tiene su respectiva interpretación: un capítulo está dedicado a la botánica, otro a la fauna, también la geología tiene gran importancia en este libro,…, Aunque existan muchos capítulos escritos en el paisaje, con diferentes y múltiples temáticas, todos ellos tienen relación con los seres humanos, siendo este el capítulo más importante y más extenso que se ha escrito en el paisaje, en el territorio. Un capítulo que no terminará nunca de escribirse, que sigue vivo, y que esperemos que nunca tenga un final.

Vacas en las cercanías del Lago Ercina

Vacas en las cercanías del Lago Ercina

Este es el primer artículo dedicado a la interpretación del patrimonio y lectura del paisaje, con énfasis a la estrecha relación entre los seres humanos y la naturaleza. En este caso queremos hablar sobre la importancia de la geología para la vida de las personas, para la vida de los pastores de los Picos de Europa. Porque las personas y la naturaleza se necesitan mutuamente. Queremos además, que sea un cariñoso homenaje, para algunos quizás un poco extraño, a los ganaderos de los Picos de Europa.

¿Alguna vez os habéis preguntado por qué los el Parque Nacional de los Picos de Europa es tan importante y propicio para la ganadería? La geología tiene un papel principal y básico en ello. Este artículo, sin pretender entrar en términos demasiado técnicos o científicos, va a realizar un resumen de más de 500 millones de años de historia geológica del Parque Nacional, una historia con la que, en muchos casos sin darse cuenta, conviven los ganaderos de los Picos de Europa.

 

Las rocas también son de suma importancia para la avifauna, ya que en estos lugares es donde anidan las aves

Las rocas también son de suma importancia para la avifauna, ya que este es el lugar elegido por muchas especies de aves para nidificar

 

Son varios los procesos que llevan a que estas montañas, en particular, y la Cordillera Cantábrica, en general, tengan la configuración que tienen actualmente. La historia geológica del Parque Nacional de los Picos de Europa es larga y compleja, y se remonta a más de 500 millones de años, cuando no existían elevaciones, cuando todo era un ambiente litoral y marino somero, típico de climas más tropicales siendo estas las rocas más antiguas que conforman el Parque Nacional. A lo largo de más de medio millón de años, como consecuencia del desplazamiento de las placas tectónicas, sus cambios de latitud, así como los procesos de deformación que sufrieron las rocas que constituyen este territorio, y sin olvidarnos de los cambios en el nivel del mar, los sedimentos que posteriormente conforman las rocas de los Picos de Europa, se acumularon en ambientes muy diferentes, desde medios marinos profundos, medios marinos someros, sistemas deltaicos e incluso sistemas fluviales. Aunque, sin lugar a dudas, las calizas del Carbonífero, la roca dominante en el Parque, indican que la influencia marina en este territorio ha tenido un gran peso.

Fotografía realizada desde la cima del Cotalba

Fotografía realizada desde la cima del Cotalba

Otro de los episodios geológicos que más “personalidad” ha aportado al Parque Nacional ha sido la Orogenia Alpina. Etapa en la que las rocas que se fueron depositando a lo largo de los más de 500 millones de años, y posteriormente se levantaron para formar la actual Cordillera Cantábrica. Este proceso comenzó, aproximadamente, hace 50 millones de años, y cuya consecuencia ha sido la formación de las elevaciones y desniveles, amados por montañeros y senderistas, y donde el ganado vacuno y ovino se alimenta con la cercana vigilancia de sus pastores, personas que trabajan en las más duras condiciones.

Uno de los episodios geológicos que más “personalidad” ha aportado al Parque Nacional ha sido la Orogenia Alpina, etapa en la que las rocas que se fueron depositando a lo largo de los más de 500 millones de años se levantan para formar la actual Cordillera Cantábrica.

Fotografía realizada desde la cima del Jultayu

Fotografía realizada desde la cima del Jultayu

Una vez levantada la Cordillera, para tener la configuración y el modelado del relieve actual, influyen diferentes factores, tales como, el tipo de rocas existentes o las variaciones en el clima pasado y actual, entre otros. Como ejemplo de influencia climática, los fenómenos glaciares comenzaron hace, aproximadamente, 100.000 años, y han tenido importancia en el modelado del paisaje, dejándonos lagos glaciares, valles glaciares o circos glaciares, entre otras formas que configuran, sin lugar a dudas, un paisaje de ensueño.

Fenómeno de glaciarismo en el entorno de los Lagos de Covadonga

Fenómeno de glaciarismo en el entorno de los Lagos de Covadonga

Tampoco podemos olvidarnos de la acción fluvial, resultado del poder erosivo del agua sobre la roca la caliza. El Parque Nacional se encuentra dentro de las cuencas hidrográficas de los ríos Sella, Deva y Cares. De hecho, el río Sella y el río Deva marcan los límites occidental y oriental, respectivamente del Parque Nacional. Además, el río Cares y el Duje, afluente del Cares, separan este territorio en tres macizos: Occidental o del Cornión, Central o de Los Urrieles y Oriental o de Andara. Esta importante dinámica fluvial ha dado como resultado las más impresionantes gargantas y desfiladeros, como los Beyos o El Cares.

Río Cares

Río Cares

Si hay un proceso realmente importante para el ganado, es el proceso disolución de la roca caliza, la Karstificación. Este proceso es consecuencia de la acción del agua, lo que ha convertido al Parque Nacional en uno de los sistemas kársticos con mayor importancia mundial. El proceso se manifiesta en superficie por formas, tales como fisuras en las rocas, depresiones (llamadas dolinas), poljés o valles ciegos. Las calizas están formadas por carbonato cálcico, pero además contienen materiales insolubles o “impurezas”, como las arcillas, por lo que al disolverse la caliza genera arcillas de decalcificación que se acumulan sobre la roca caliza. Lo que proporciona unos nutrientes de carácter excepcional, es decir,la base para los pastos de los Picos de Europa, donde se alimenta el ganado, deben su importancia al proceso de disolución de la roca caliza. Aunque este proceso seguramente también sea el causante de numerosas pérdidas de ganado, ya que las cabezas de ganado pueden caerse por las depresiones o dolinas que conectan con las cavidades subterráneas. Asturias, en general, y los Picos de Europa, en particular, es como un gran queso gruyère, ya que en su interior guarda grandes tesoros, que sólo los espeleólogos más intrépidos han logrado descubrir, siendo considerado este territorio como el Himalaya de los espeleólogos. Algunas de sus principales simas se encuentran entre las más profundas del mundo.

Si hay un proceso que realmente importante para el ganado el proceso disolución de la roca caliza, la Karstificación.

Poljé de Comeya

Poljé de Comeya

Los Picos de Europa se consideran como el Himalaya de los espeleólogos. Algunas de sus principales simas se encuentran entre las más profundas del mundo.

Como hemos podido comprobar, todo este complejo territorio es el paisaje que contemplan a diario nuestros paisanos y paisanas, su hogar, su centro de trabajo, un entorno que cuidan, admiran y respetan, y un paisaje en el que ellos y ellas han escrito. La geología ha tenido mucho peso en esta historia, en su historia. Porque la geología es de suma necesidad para estas personas, ya que además de generar el pasto en el que se alimenta el ganado, las elevaciones a las que se tienen que enfrentar para desarrollar su noble trabajo, también les proporcionan los recursos necesarios para construir sus cabañas y sus majadas. Debemos proteger esta labor en peligro de extinción, el pastoreo de los Picos de Europa, pero también debemos proteger, conservar y mantener nuestro entorno, nuestro hogar, porque los paisajes que observamos son el resultado de millones de años de trabajo de la naturaleza, y no lo debemos echar a perder por nuestra incomprensión e ideas equivocadas.

Toro pastando en el entorno de los Lagos de Covadonga

Toro y vacas pastando en el entorno de los Lagos de Covadonga, donde podemos apreciar los impresionantes desniveles del territorio, los valles y circos glaciares y fenómenos de disolución de calizas

Debemos proteger esta labor en peligro de extinción, el pastoreo de los Picos de Europa, pero también debemos proteger, conservar y mantener nuestro entorno, nuestro hogar, porque los paisajes que observamos son el resultado de millones de años de trabajo de la naturaleza, y no lo debemos echar a perder por nuestra incomprensión e ideas equivocadas.

Abrir/Cerrar comentarios

Responder

Tu email no será publicado. Las casillas requeridas están marcadas *

Puedes usar estos códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>