¿QUÉ ENTENDEMOS POR TURISMO SOSTENIBLE?

El verano ya está a punto de terminar, y con ello termina la temporada turística en la que más viajeros, principalmente nacionales, se desplazan en busca de un merecido descanso. Durante apenas dos meses son millones los desplazamientos que se realizan dentro de España, pero ¿en cuántos de estos viajes se podrían considerar que los turistas están practicando un Turismo Sostenible o Turismo Responsable? A lo largo de este verano hemos podido ver noticias sobre muchos lugares masificados, entre ellos Espacios Naturales Protegidos, ciudades sobrecargadas de turistas en las que la población local no puede hacer “vida normal”, caravanas de coches en las carreteras o accesos rodados saturados para acceder a los puntos turísticos más famosos. En esta ocasión, ofrecemos una reflexión sobre qué entendemos nosotros que es el Turismo Sostenible o Responsable, y qué medidas podrían tomarse. Queremos aportar nuestro granito de arena para cambiar el mundo y concienciar sobre la importancia de viajar de una manera responsable. Además, el Turismo puede llegar a ser una poderosa herramienta de Desarrollo Rural y concienciación social y ambiental.

El Turismo puede llegar a ser una poderosa herramienta de Desarrollo Rural y concienciación social y ambiental.

El Turismo Sostenible no se trata de una “novedosa tipología turística”. Se trata de una metodología que se aplica a los destinos, entidades y/o empresas, en los que, designando unos determinados principios y criterios éticos, así como unas buenas prácticas profesionales, ambientales y sociales, los beneficios del turismo puedan revertir directamente en el territorio de acogida. Estos beneficios se desglosan en varios, que bajo nuestro punto de vista son: económicos, sociales, culturales y ambientales. A su vez, pueden ser beneficios que se queden directamente en el territorio de acogida, pero también mensajes que calen en los viajeros y su círculo cercano, ya que estos últimos pueden tomar conciencia de muchas situaciones para cambiarlas.

El Turismo Sostenible posee diferentes definiciones, pero nos quedamos con la definición de la Organización Mundial de Turismo (OMT), quien en el 1993, en la Conferencia Euromediterránea sobre Turismo y Desarrollo Sostenible, desarrolló en el documento titulado “Tourism the year 2000 and beyond qualitative aspects”: “El Turismo Sostenible atiende a las necesidades de los turistas actuales y de las regiones receptoras y al mismo tiempo protege y fomenta las oportunidades para el futuro. Se concibe como una vía hacia la gestión de todos los recursos de forma que puedan satisfacerse las necesidades económicas, sociales y estéticas, respetando al mismo tiempo la integridad cultural, los procesos ecológicos esenciales, la diversidad biológica y los sistemas que sostienen la vida”.

urante la temporada del verano de 2016 hubo momentos de superar los 7.000 visitantes en el entorno de los Lagos de Covadonga

Durante la temporada del verano de 2016 hubo momentos de superar los 7.000 visitantes en el entorno de los Lagos de Covadonga

“El Turismo Sostenible atiende a las necesidades de los turistas actuales y de las regiones receptoras y al mismo tiempo protege y fomenta las oportunidades para el futuro. Se concibe como una vía hacia la gestión de todos los recursos de forma que puedan satisfacerse las necesidades económicas, sociales y estéticas, respetando al mismo tiempo la integridad cultural, los procesos ecológicos esenciales, la diversidad biológica y los sistemas que sostienen la vida”.

¿Y qué criterios y/o principios debemos desarrollar para promover el Turismo Sostenible? A continuación, os desarrollamos de una manera somera algunos de los puntos que nosotros consideramos básicos. Cabe destacar que no están ordenados en función de su importancia. Creemos que todos los puntos son igual de importantes.

  • Favorecer el consumo de productos locales. Detrás de este tipo de productos hay una persona o personas, con una historia que merece la pena conocer y descubrir. Estas personas verán incrementados sus ingresos, pero también su autoestima. Consumir productos típicos también forma parte del turismo, ya que tenemos que probar, saborear, descubrir y conocer, y los productos típicos, agroalimentarios o la cocina tradicional forman parte de la tradición de cualquier destino. Consumir este tipo de productos es ayudar a mantener y conservar nuestro legado patrimonial, pero también nuestros paisajes. Por no decir que ayudaremos a fijar población en estos territorios.
  • Contratación de guías locales. Por un lado, contratando guías locales ayudaremos a incrementar los ingresos económicos de las personas que habitan en un destino. Además, los guías locales siempre serán las personas que mejor conozcan sus territorios, de quienes más aprenderemos: sus historias, tradiciones o los rincones más bonitos, entre otros. Aprenderemos a amar ese territorio.
  • Contratar empresas legales y debidamente registradas. Hay mucho intrusismo en el ámbito turístico. Cada empresa, ya sea alojamiento, agencia de viajes empresa de turismo activo o guía oficial de turismo paga sus impuestos, seguros, y el coste de diseñar y organizar cada actividad y/o servicio. En este caso, parece que en lugar de colaborar entre empresas, se tiende a ver al enemigo. Hay alojamientos ofreciendo actividades guiadas o servicio de transfer, estaciones de esquí ofreciendo actividades de observación de fauna, asociaciones de turismo rural vendiendo paquetes turísticos. Como usuarios de Turismo Responsable y como empresas responsables no debemos NUNCA hacer uso de este tipo de servicios ilegales, ya que con ello perjudicamos a haya empresas que puedan desaparecer.
  • Uso de transporte público, en la medida de lo posible. Somos conscientes de que hay muchos alojamientos que no disponen de una red de transporte público para llegar a este destino, pero existen alternativas, una vez que estamos allí. El Turismo Sostenible, al final, se trata de seguir la misma filosofía que llevamos en nuestra vida cotidiana, y este punto puede solventarse de muchas maneras.
  • Respeto a la cultura tradicional y a sus habitantes. Ya sea una escapada de dos días o de una semana o superior, cuando llegamos a un territorio nos convertimos en habitantes de ese territorio durante un breve período de tiempo. Esto quiere decir que debemos de respetar a nuestros vecinos, y tratarles con el mismo respeto que nos gustaría que nos tratasen. Debemos tratar de conocer y admirar su cultura, así como su forma de vida.
  • Las personas no somos el centro del Universo. Muchos turistas se comportan de una manera completamente irracional cuando salen de sus lugares de origen. Evitemos este tipo de comportamientos. No queremos ver basuras en los Espacios Naturales Protegidos, ya que en nuestra casa no lo vamos a hacer. Comportémonos de una manera racional y respetuosa.
  • Trabajo y salarios dignos. Muchas empresas consideradas éticas, con compromisos y/o certificaciones ambientales tienen a sus trabajadores sin unas mínimas condiciones de dignidad o contratando a “falsos autónomos” para sus fines y beneficios. Esto no se puede consentir ni tolerar. Queremos un futuro digno, tanto en términos ambientales, como sociales. Os recomendamos leer esta noticia sobre trabajo digno en Travindy http://www.travindy.com/es/2016/07/unicamente-tres-empresas-turisticas-las-100-mejores-trabajar/
  • Uso razonable de los recursos naturales. Tanto nosotros como turistas, como los alojamientos, como los destinos o entidades deben promover medidas de reciclaje y/o reutilización de residuos. Deben disponer de un adecuado sistema de gestión de basuras, pero también protocolos de reducción de agua y uso racional de la energía, entre otros.
  • Capacidad de acogida de un destino. Los destinos turísticos no tienen una capacidad de recepción de visitantes infinita. De igual manera que cuando llegamos a un restaurante y vemos la típica placa de “máximo 30 personas”, hay zonas en las que se deberían realizar estudios para ver cuál es su punto máximo de recepción de turistas, porque lo hay. Se llama Capacidad de Acogida de un Destino, y su cálculo es muy sencillo. No se pueden tolerar Espacios Naturales Protegidos en los que, como no cabe un coche más, están aparcados en cualquier lugar, o espacios sobresaturados, con el impacto ambiental y social que esto implica: ruidos, basuras…etc. ¿Es este el tipo de modelo turístico que queremos? Porque debemos tener en cuenta en este tipo de modelo que no sólo estamos causando un impacto en el medio natural, sino que la población local también se ve perjudicada con este modelo. ¿Alguna vez hemos realizado estudios reales del incremento de ingresos en la población en estos lugares sobresaturados? Deberíamos hacerlo.
  • Empresas “éticas” que tengan políticas ambientales adecuadas. Por un lado, comprobar que la empresa o entidad no vulnera ningún tipo de legislación ambiental. Los turistas europeos, por lo general, son grandes consumidores de Turismo Sostenible. Entre sus preguntas a la hora de elegir un destino o una empresa turística están los compromisos ambientales que han adquirido, sus certificaciones, si colaboran con algún tipo de ONG o proyecto conservacionista o social, entre otras.

Aunque ha sido un post un poco largo, no queríamos dejar pasar esta oportunidad de hablar sobre Turismo Sostenible, aunque estamos seguros que no será la última vez que lo hagamos.

Actividad desarrollada por la Asociación Cultural La Ponte de Santo Adriano, que desarrolla actividades de Turismo Sostenible y dinamización social rural

Actividad desarrollada por la Asociación Cultural La Ponte de Santo Adriano, que desarrolla actividades de Turismo Sostenible y dinamización social rural

Abrir/Cerrar comentarios

Responder

Tu email no será publicado. Las casillas requeridas están marcadas *

Puedes usar estos códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>