LA EDUCACIÓN AMBIENTAL TAMIÉN YE PAL BRANU

El branu ye la época del añu na que más visitantes s’averen a les playes, los espacios naturales protexíos y los entornos rurales. Los viaxeros, aprovechando los sos descansos y vacaciones, invierten el so tiempu llibre en descansar y descubrir nuevos llugares. Pero, ¿por qué nun podemos aprovechar esta situación pa llanzar mensaxes a la población sol nuesu patrimoniu natural y la importancia del so caltenimientu?

El primer puntu nel que quiero deteneme son les playes y les dunes. Quiciabes, porqu’estos ecosistemes son los que mayor impactu reciben durante la época estival. El mediu llitoral ta compuestu por dellos ecosistemes, muy fráxiles y sensibles a alteraciones antrópiques. Les dunes son barreres naturales que sirven de proteición natural, pero tamién son almacenes de sable pa que podamos disfrutar d’un día relaxáu na playa. ¿Saben esto los turistes? ¿Por qué nun podemos aprovechar esti fluxu masivu de visitantes pa conocer la so importancia? Una actividá con nenos y nenes; o un panel interpretativu pa conocer la flora invasora, les especies de páxaros, la biodiversidá en peligru de desaniciu o el valor de nun tirar basories nun espaciu tan delicáu ye básico pa conocer, valorar, respetar y defender l’entornu que se ta visitando, y otros asemeyaos. Ensín dulda, tamos perdiendo una gran oportunidá de concienciación ambiental.

 

_DSC0049

 

Los Parques Nacionales, Parques Naturales o Reserves de la Biosfera son tamién espacios que reciben una bayura de visitantes diarios en branu. Dalgunos, incluso, por enriba de la so capacidá d’acoyid, lo cual pue mancar gravemente al paisaxe d’una manera irreversible, ya incluso a la población llocal, en llugar de beneficios. Nestos territorios, per un llau, debemos maravillanos cola espléndida biodiversidá y xeodiversidá que caltienen, y per otru, tamién del paisanaxe que supo caltener esti patrimoniu. Les entidaes públique promocionen perbien estos espacios, pero por qué non tamién echar un gabitu pa educar soles especies de flora y fauna más emblemátiques qu’hai, o los materiales de los que ta compuestu l’espaciu protexíu. ¿Por qué non promocionar y promover el consumu de productos llocales? La educación ambiental debe dir de la mano del desarrollu rural, porque si una zona queda deshabitada tamos perdiendo sieglos d’historia, de cultura y de conocimientu autóctonu del territoriu. Tamos perdiendo a los nuesos indíxenes.

La revolución entama por pequeñes coses, en pequeños llugares, y con “muncha xente pequeña faciendo munches pequeñes, pero grandes coses”. El branu ye la perfeuta oportunidá pa que los mensaxes de los árboles, les plantes, les roques, los animales, los indíxenes o los paisaxes lleguen a los visitantes. La educación ambiental tamién ye pal branu.

Cola premisa que tolos y toles educadores ambientales tenemos de que sólo se puede protexer y caltener aquello que se conoz y se valora, el branu ye una perbona oportunidá de cambiar el mundu. Hai aspectos del nuesu entornu nos que les persones enxamás nos fixáremos, quiciabes porque nadie nos lo ensañare o falare so ello. Por ello, esta época preséntase como un gran momentu pa la metamorfosis. La revolución entama por pequeñes coses, en pequeños llugares, y con “muncha xente pequeña faciendo munches pequeñes, pero grandes coses”. El branu ye la perfeuta oportunidá pa que los mensaxes de los árboles, les plantes, les roques, los animales, los indíxenes o los paisaxes lleguen a los visitantes. La educación ambiental tamién ye pal branu.

Ella

Ella llegó a esti mundiu cuando los árboles taben despertándose del so dulce descansu ivernal. Los raitanes y los malvises, animaos polos cada vez más intensos rayos de sol, llenaben de gayola les mañanes colos sos cantares de cortexu. La naturaleza entama un nuevu ciclu de vida. L’estruendu de la metralla, y los glayíos de sufrimientu taben dexando de sentise, anque dacuando tovía había díes grises nel entornu, y les griesques podíen sentise a varios kilómetros de distancia. Lo que taba por llegar nun paecía esperanzador, pero la ida nun yera una eleición n’aquella época. Yera una dura prueba qu’había que superar ca minutu tolos díes.

Los sos primeros años de vida fueron dafechu instructivos, nel que los xuegos y les vivencies infantiles yeren más bien ocasionales. Primero entamó la so formación reglada, p’aprender los básico que necesitaba pa la vida, ye dicir, a lleer, escribir y facer cálculos cenciellos. La siguiente fase, y la más importante, la formación non reglada, na que la primer leición yera mantenese al marxen de tolo que taba socediendo na redolada. Ella debía ser “políticamente correcta”. Ella formose como economista, contable, maestra, enfermera, cocinera, comercial, esperta en loxística, diseñadora de moda, ganadera, ecóloga, agricultora, xestora de residuos, inxeniera forestal,…, Ensin llegar a consiguir nengún título sabía más que cualisquier universitariu, porque yeren leiciones que’l llaboratoriu de la vida y la escuela del tiempu-y enseñaren. Ensín llugar a duldes, la so formación más esixente y complexa foi la de muyer y madre, porque esi debía ser el so oxetivu principal. Años dempués emprendió el so primer trabayu en práctiques. La so xornada entamaba a les 6 de la mañana, atendiendo les necesidaes de los sos padres, güelos, hermanos o sobrinos. Ella debía tar mui atenta a toles necesidaes de caún de los miembros de la unidá familiar, pero tamién del curiáu de la casería. Ella siempre tuvo munchu trabayu, pero enxamás pudo tener un empléu, porque en tola so vida, hasta que quedó viuda, nun tuvo nengún ingresu económicu pol desendolcu de les sos xeres.

Y entós llegó él. N’aquella época la eleición d’un maríu yera un meru trámite, ocasionalmente impuestu por un entornu social atemorizáu de qu’ella “fuera quedase pa vestir santos”, y más cuando yes la última fía casadera de los tos 12 hermanos, y recae sobre ti la responsabilidá de velar pol curiáu de tos padres. La vida nun paecía que fuere camudar a meyor, sinon que diba faciéndose cada vegada más cuesta arriba. Como a la mayoría de los homes del valle, a él tocó-y la mina, y abandonar la economía campesina, lo que-yos podía asegurar unos escasos ingresos diarios, anque eso fuere a cambiu d’arriesgar la so vida tolos díes. Primero a Clavelina, lluéu a Les Abeyes, más tarde a Polio, y asina cambiando de “chamizu” sigún mandaba’l patrón. Ella desconocía si al final del día, cuando los últimos rayos de sol allumaben l’aldea, él diba tornar a casa. Porque n’aquel tiempu les entrañes de la tierra taben ferviendo, y munchos compañeros enxamás regresaben. De fechu, yá perdiera la cuenta de toles compañeres a les qu’echara un gabitu dalguna vegada na via. Soles, con dellos fíos, y ensín nengún tipu d’ingresu. Pero nun había tiempu d’esmolecese, porqu’ella asumió con resignación la xerencia del núcleu familiar y la casería. Ella yera una verdadera heroína, ensín capa nin antifaz, y a la que la hestoria nun va reconocer en nengún tiempu.

Ella primero foi fía, lluéu muyer, a continuación madre, más tarde güela, y, no cabero, viuda. Munchos títulos que foi teniendo a lo llargo la vida, pero, nin ella mesma, nin la sociedá, fueron quien a reconocela como “simplemente ella”. Ella nun sabe qué ye’l feminismu, nin les contribuciones de Simone de Beauvoir o Clara Campoamor a la hestoria de la emancipación de la muyer, a la so hestoria. Tampoco tien el menor interés en conocer toos estos detalles, y claramente nun-y importa. Nunca necesitó dir a manifestaciones, porque “eso nun va con ella”, pero los sos mensaxes de llibertad calaben alrodiu d’ella como l’orbayu fae que medren los cultivos con fuercia y vigor. Ella nunca sintió que coles sos pallabres, non solo taba cambiando’l so entornu, sinon que taba tresformando’l mundu. Del mismu mou, nenguna vegada intuyó que la so capacidá de supervivencia ante la adversidá foi una inspiración pa munches muyeres. Too un exemplu de llucha y superación.

Elles, lluchando en comunidá, conformaron una época exemplarizante de solidarida y xuntanza nel valle, porque la so batalla yera la mesma, y el so sofitu y comunidá yera clave pa salir alantre, xuntas, como compañeres y hermanes. Nun tuvieron nengún miéu, porque nun taben pensando nelles, sinon que simplemente suañaben con una vida meyor pa les que veníemos detrás. Pa que nosotres pudiéremos decidir y escoyer llibremente, y qu’eso pudiera aportanos un futuru meyor. Pa ser “simplemente nosotres”.

 

DSC_0059

 

Escritu en Turón el día 14 d’abril de 2017

Homenaxe a la muyer rural del Valle Turón. Porque “ella” nun ye una única muyer, sinon que sois toles muyeres que lluchastéis pol nuesu presente/futuru y la nuesa llibertá.

EMPRENDIMIENTU Y TRESFORMACIÓN SOCIAL

Anguaño vivimos un períodu llaboral confusu, nel que la solución pa tener un trabayu remuneráu paez que pasa pol autoempléu. Nos últimos tiempos, les pallabres emprendedor/a y/o emprendimientu paecen tar de moda, ye dicir, l’aniciu d’un negociu, baxo la forma xurídica que seya. Pero, recientemente, esto dio un xiru de 180º, yá que cada vegada más persones opten por emprender una actividá, al mesmu tiempu que xeneren beneficios sociales y/o meyores ambientales nel so entornu direutu. Hai poco preguntábenme: “¿Cómo te ves nun futuru nel to trabayu?” La mio rempuesta foi contundente, y ensín necesidá de pensar demasiao, quiciabes d’una manera utópica, pero convencía d’ello, respondí: “Tresformando’l mundu”.

Hai poco preguntábenme: “¿Cómo te ves nun futuru nel to trabayu?” La mio rempuesta foi contundente, y ensín necesidá de pensar demasiao, quiciabes d’una manera utópica, pero convencía d’ello, respondí: “Tresformando’l mundu”.

Cada vegada hai un mayor númberu d’empreses que quieren ser sostenibles, y esto solo va algamase trabayando d’un mou direutu coles persones: clientes, sociedá, entornu, empleaos o proveedores, ente otros. Porque, al final, les empreses que lluchen por un cambiu social son empreses sostenibles, entendiendo esto como la triple cuenta de resultaos: económica, social y ambiental. ¿Qué queremos les persones que nos dedicamos al llamáu “emprendimientu social o sostenible”? Pues que gracies a los nuesos servicios, productos, actividaes,…etc., tengamos la posibilidá de tener un entornu más xustu ya igualitariu, nel qu’esistan oportunidaes pa tol mundu, integrando a tolos colectivos sociales, pero tamién impulsando midíes que promuevan la proteición ambiental y la llucha escontra’l cambiu climáticu.

Mui guapo y mui utópico, pero, ¿esto ye real o yes una ONGD? Si, esto ye real, y nin yo, nin nenguna de les persones que trabayen n’emprendimientu social somos ONGD’s. Anque hai que reconocer que ye muncho más duro entamar un negociu d’estes carauterístiques que cualisquier otru, porque pa entamar, toles persones qu’integren l’equipu debemos tener sueldos dignos, o un repartu equitativu de les ganancies. Si esto nun se cumple, entós nun ye una empresa sostenible, nin muncho menos quier promover un cambiu social. Tampoco voi pidir perdón por querer ganame la vida, ye dicir, faigo servicios de consultoría ambiental, de turismu sostenible, asistencies técniques de desarrollu rural, educación ambiental,…etc., servicios que, pa determinaes persones o colectivos, deberíen ser de baldre. Pues bien, NON. Ye’l mio trabayu. El tiempu qu’invierto en preparar les actividaes, en visitar los territorios, n’investigar estratexes que favorezan el desendolcu sociu-económicu d’un territoriu,…etc. Too esto lleva munchu esfuerzu, xera y conocimientu, y toles persones necesitamos dineru pa vivir. Que yo decidiera llevar a la práctica nel mio trabayu una filosofía de vida nun quier dicir que tenga que facelo de baldre.

¡Qué sí, qué sí! Qu’esto ye perguapo, pero pon exemplos prácticos. Pues imaxina una empresa d’alimentación que decide pagar el preciu xustu a los sos proveedores, apostar pola venta de productos Km0 y/o ecolóxicos y evistar l’usu de bolses de plásticu ente los sos clientes. O una empresa que forme y trabaye con muyeres con dificultaes d’accesu al mercáu llaboral (pol motivu que seya), o persones con discapacidá. Ensín qu’esto condicione’l llevase ayudes y/o sovenciones públiques que favorezan estes contrataciones. Pongamos el casu d’una empresa d’apicultura que solo venda’l miel que produz (a ser posible nun entornu cercanu), ensín echar pesticides o fertilizantes, preocupándose pola biodiversidá llocal y pola restauración d’elementos patrimoniales. O, per otru llau, empreses qu’aprovechen la recoyía, llimpieza y tresformación de residuos, aceite usáu, pa xenerar subproductos y dar una segunda oportunidá a estos restos que terminaríen enterraos o incineraos…etc. Por últimu, una axencia de viaxes que promueva práctiques ambientales y sociales responsables ente los sos clientes, con actividaes comprometíes col territoriu visitáu y pagando precios xustos a los sos collaboradores. Toos estos exemplos, y munchos más, esisten, son reales y rentables, y podrían esplicase con munchísimu más detalle caúna de les esperiencies descrites.

L’emprendimientu social o sostenible ye una doble oportunidá. Per un llau tamos xenerando un beneficiu económicu, non sólo a nós mesmos, sinon a los nuesos empleaos, collaboradores, proveedores,…etc., Per otru, lluchamos por meyorar los nuesos entornos. Trabayamos pa cambiar el mundu. Lo único que pedimos ye que se favoreza la esistencia de polítques públiques qu’echen un sofitu a esti tipu organizaciones, non solo con accesu a fuentes de financiación, sinon con visibilidá, con centros d’asesoramientu públicu gratuitos, con información o con incentivos pa entidaes que promuevan el bientar social y ambiental de la población. Simplemente, que nun nos pongan problemes a la hora d’entamar una actividá llaboral qu’implique fines sostenibles.

 

Lo único que pedimos ye que se favoreza la esistencia de polítques públiques qu’echen un sofitu a esti tipu organizaciones, non solo con accesu a fuentes de financiación, sinon con visibilidá, con centros d’asesoramientu públicu gratuitos, con información o con incentivos pa entidaes que promuevan el bientar social y ambiental de la población. Simplemente, que nun nos pongan problemes a la hora d’entamar una actividá llaboral qu’implique fines sostenibles.

LA SOSTENIBILIDÁ DEL TÉRMINU SOSTENIBLE

Sostenibilidad y Greenwashing

Nun cabe dulda qu’últimamente tan bombardeándonos col términu “Sostenibilidá”. Tolo que nos arrodia paez más sostenible de lo qu’enxamás fuere: la nuesa alimentación ye sostenible, el turismu tamién ye sostenible, los nuevos edificios que se tan construyendo son sostenibles, la minería ye sostenible, y munches empreses multinacionales yá son sostenibles tamién. Pero, ¿qué significa esti términu?

Pa un gran porcentaxe de la población, el términu sostenible ye sinónimu d’ecolóxico, verde o “environmental friendly”, y esto nun ye del too correctu. Si consultamos la definición que nos diz el diccionariu de Real Academia Española, tenemos “especialmente n’ecoloxía y economía que se puede mantener durante llargu tiempu ensin agotar los recursos o causar grave dañu al mediu ambiente. Desarrollu/Economía Sostenible”. Pero esta definición, baxo’l mio puntu vista, tien delles coses perimportantes que-y falten.

L’orixe del términu sostenible surde na década los 80, analizando los problemes ambientales que taben siendo detectaos na época, pero tamién lo que taba socediendo na sociedá, y la so rellación y responsabilidá ante los mesmos. Sigún los espertos, sostenibilidá ye “atender les necesidaes d’anguaño, ensín comprometer la capacidá de les xeneraciones futures d’atender les suyes, garantizando l’equilibriu ente crecimientu económicu, cuidáu del mediu ambiente y el bientar social”. Ye dicir, la sostenibilidá nun debe sólo curiar, respetar y caltener el mediu ambiente, sinon que la sostenibilidá debe ser social, ambiental y económica. Ye lo que se conoz como la Teoría de la Triple Sostenibilidá.

Y equí vienme a la tiesta la pallabra “Greenwashing”, una pallabra qu’últimamente repito con muncha frecuencia. Porqu’esto nun dexa de ser un llaváu d’imaxen de les empreses, pero tamién de la sociedá en xeneral, que se reflexa mui bien nos númberos: cantidá de tonelaes de CO2 que compensamos, porque nos esmolez el cambiu climáticu, dineru que donamos pa campañes de caltenimientu de la biodiversidá, kilogramos/tonelaes de materiaes que reciclamos o reutilizamos. Toos estos exemplos, por supuesto que son pernecesarios y urxentes, pero estes actuaciones, por si soles, nun nos faen ser más sostenibles, si nos escaecemos y vamos alloñándonos de los otros pilares de la sostenibilidá.

Habría munchísimes coses que comentar o criticar, y posiblemente esto va llevamos dellos (o munchísimos) artículos, pero quiero qu’esti seya un primer acercamientu xeneral a esti conceptu. La sostenibilidá ambiental, polo que se ve, “domínase”, agora bien, ¿qué socede colos otros dos pilares de la sostenibilidá? Sostenibilidá económica y sostenibilidá social. Ensín dulda, vivimos nun mundu con altos índices de probeza onde millones de persones pasen muncha fame; vemos a diariu grandes desigualdaes salariales y sociales; discriminación llaboral por cuestiones de xéneru, raza o condición sexual; poblaciones ensín accesu a agua y saneamientu; y una producción y consumu nada responsables. ¿Nun forma esto parte de la sostenibilidá?

Por citar dalgún exemplu, el casu más mediáticu, polémicu y sangrante ye’l casu de “Les Kellys”, les camareres de pisu. Estes muyeres encárguense de la llimpieza de los hoteles recibiendo unos ingresos que, rara vez, superen los 2€ por habitación. Munchos d’estos hoteles pertenecen a grandes cadenes hoteleres, con un departamentu de Responsabilidá Social Corporativa que s’encarga de destacar los compromisos sociales y ambientales de les mesmes, y alaba la so solvencia económica. Amás, dalgunos d’estos (lluxosos) agospios tienen dalgún tipu de sellu o distintivu de Turismu Sostenible o Responsable. ¿Qué pasa que Les Kellys nun cuenten nesti tipu de compromisos o certificaciones?

Somos más de 7.000 millones de persones nel mundu. Estímase qu’en 2050 vamos ser 9.000 millones. ¡Esto ye nada! Ensín llugar a duldes, el mediu ambiente (enteru) ye la nuesa gran xera pendiente, pero les persones que tenemos cerca, los nuesxs empleaos, clientes, collaboradores o proveedores, tovía nun tan nin metíos dientro de la llista.

¡Seamos responsables, sosteniblemente responsables!

¡FELIZ 2017! AÑU INTERNACIONAL DEL TURISMU SOSTENIBLE PAL DESARROLLU

Feliz 2017

A finales del añu 2015, l’Asamblea Xeneral de la ONU declaró al año 2017 como l’Añu Internacional del Turismu Sostenible pal Desarrollu. Esti reconocimientu nun tien sólo la intención de valorar la importancia d’esta actividá económica, sinon implicar pa que los turistes, empresarios turísticos y organismos públicos tomen conciencia de la necesidá d’impulsala y desendolcala d’un mou responsable.

El turismu ye’l principal motor económicu de munchos territorios. N’España representa cuasi’l 12% del PIB. Esto quier dicir que deben desendolcase estudios urxentes sola capacidad de acoyida de los destinos pa evitar una masificación de visitantes nellos. El patrimoniu natural y cultural nun ye un recursu renovable, y por ello, nun deben causase daños solos paisaxes, nin tampoco molestar a les persones qu’habiten neses zones, como socede en numberosos núcleos rurales.

Otra cuestión importante qu’hai que tener en cuenta pa practicar un Turismu Responsable ye tomar conciencia de la identidá que la zona que tamos visitando, ye dicir, descubrir la cultura, hestoria y tradiciones llocales; tastiar la gastronomía; esperimentar tolo auténtico que fai únicu a un territoriu; pero, sobre too, respetar al másimu’l paisaxe y el paisanaxe. Esto ye una manera de promover el conocimientu del patrimoniu cultural, pero tamién seremos garantes del so caltenimientu y proteición.

Esperamos que la declaración del añu 2017 como Añu Internacional del Turismu Sostenible pal Desarrollu seya’l primer pasu pa que’l Turismu Responsable nun se quede nuna práctica esceicional. Confiamos en qu’esti reconocimientu seya la base y el motor p’algamar que toles persones que trabayamos nel sector turísticu mos impliquemos en lluchar pa que los tres pilares básicos de la sostenibilidá (l’económicu, el social y l’ambiental) puean vese reforzaos. Porque si les persones trabayamos pol bien común, entós, vamos cambiar el mundu.

Dende Lláscara, deseámosvos unes felices fiestes en compañía de los vuesos seres queríos, un bayurosu añu 2017 enllenu felicidá, Educación Ambiental, Ecoturismu y esperiencies auténtiques.

¡Gracies por tar con nós!

Ecoturismo en Asturias

EL PATRIMONIU XEOLÓXICU Y EL SO POTENCIAL COMO RECURSU TURÍSTICU

Si ficiéramos una encuesta a la población so cuántes persones ficieron dalguna vegada Turismu Xeolóxicu, de xuru que poques responderíen con un si. En cambiu, si la entruga fuere “¿Tuviste dalguna vegada n’El Teide, Llagos de Cuadonga, La Garrotxa, Costa Vasca, Monfragüe,…? Entós, la respuesta ye mui posible que si fuere afirmativa. Podría dicise “si, usté fizo Turismu Xeolóxicu, anqu’enxamás naide-y lo esplicare, y por eso, desconocíalo.
El Turismu Xeolóxicu, que nun ye sinónimu de Xeoturismu, ye una manera de disfrutar del paisaxe en tol so esplendor. Trátase de pescanciar cómo se forma’l relieve, les roques y los fósiles, entre otros recursos xeolóxicos. Ye una forma de conocer la nuesa hestoria. Una hestoria de cuasi 4.600 millones d’años, y la evolución de los nuesos paisaxes. Ensín dulda, la xeoloxía ye la base pa entender y enriquecer dellos conceptos y actividaes sola flora y la fauna (los suelos solos que se desendolquen les plantes, y les roques nes que viven dellos mamíferos y aves). Pero tamién ye importante pa descubrir el patrimoniu etnográficu y monumental. El Patrimoniu Xeolóxicu ye dafechu trasversal a la nuesa hestoria. ¿Por qué entós siempre nos escaecemos d’esti recursu turísticu con un potencial interpretativu tan grande?

Salto del Gitano. Parque Nacional de Monfragüe

Salto del Gitano. Parque Nacional de Monfragüe

 

El Turismu Xeolóxicu nun ye lo mesmo que’l Xeoturismu

 

España ye un llaboratoriu xeolóxicu al aire llibre, y yá cuenta con dalgunos destinos que s’animaron a apostar por una estratexa de Turismu Xeolóxicu. A lo llargo y ancho del nuesu territoriu, incluyendo les islles, podemos topa un ricu y variáu patrimoniu e toles époques y períodos de la nuesa hestoria. Dalgunos d’estos territorios con gran atractivu turísticu tienen una relevanca científica internacional. Un exemplu d’estos destinos son los Xeoparques, una figura de proteición beneficiada pola UNESCO nel mundu. España yá tien 11 Xeoparques, 2 d’ellos nes Isles Canaries. La estratexa desendolcada nos Xeoparques ye’l Xeoturismu, anque nestos espacios protexíos ye, ensín dulda, el meyor llugar pa paracticar el Turismu Xeolóxicu, yá que cuentan con siendes y actividaes guiaes por espertos pa poder conocer el patrimoniu xeolóxicu llocal.

Costa los Dinosaurios (Asturies)

Costa los Dinosaurios (Asturies)

Si’l Patrimoniu Xeolóxicu ye tan variáu ya interesante, ¿por qué nun tien tanta notoriedá como otra tipoloxía turística practicada nel entornu natural como, por exemplu, el Turismu Ornitolóxicu? Baxo’l mio puntu vista ye cenciello d’esplicar: el Turismu Xeolóxicu carez de bonos intérpretes de patrimoniu. Toos recordamos nel cole aquella esplicación tan dura sola Tectónica de Plaques. Esi recuerdu marcó la nuesa mocedá, y cuando nos falen de “xeoloxía”, rápidamente viennos esi recuerdu a la memoria. Esto resúmese en que nun hai bonos divulgadores de la xeoloxía, nin tampoco una firme profesionalización d’esta disciplina. En cambiu, cuando somos conscientes de consumir esti turismu, sostenible y respetuosu col nuesu entornu, yá que se trata de deprender a lleer el nuesu paisaxe, encántanos. Ye como descubrir un nuevu mundu. Ye deprender y entender el nuesu entornu. Y eso, a les persones fascínanos.

Cataratas de Pulhapanzak (Honduras). América Llatina ta apostando mui fuerte pola búsqueda de recursos turísticos rellacionaos cola cultura llocal y la naturaleza

Catarates de Pulhapanzak (Honduras).
América Llatina ta apostando mui fuerte pola búsqueda de recursos turísticos rellacionaos cola cultura llocal y la naturaleza

El Turismu Xeolóxicu debería ser una apuesta innovadora y sostenible de los territorios. Esti recursu, amás de valorizar el nuesu patrimoniu, promueve la conservación del mismu, ya incluso tien un gran potencial como recursu pedagóxicu n’Educación Ambiental. Trátase, por ello, d’un Turismu Sostenible que puede promover la creación d’empleo ente los especialistes n’Interpretación del Patrimoniu. Amás, estos grandes divulgadores tienen la capacidá de tresportarnos a una época desconocía dafechu, na que’l paisaxe, la biodiversidá, ya incluso’l clima, son mui diferentes a l’actualidá. Un viaxe nel tiempu que despierta los nuesos sentíos, maxín y creatividá. Esto si que ye un Turismu d’Esperiencies del que tanto se fala hoi día dientro del sector turísticu.

 

El Turismu Xeolóxicu debería ser una apuesta innovadora y sostenible de los territorios.

 

El Patrimoniu Etnográficu ye un gran recursu p'analizar la xeoloxía del entornu

El Patrimoniu Etnográficu ye un gran recursu p’analizar la xeoloxía del entornu

EL TURISMU ORNITOLÓXICU N’ESPAÑA

El Turismu Ornitolóxicu o Birdwatching ye una actividá que se basa nel agüeyamientu d’aves nel so entornu natural. Esta actividá tien cada día un mayor númberu de persones interesaes. El turismu ornitolóxicu n’España cuenta con un gran potencial de crecimientu.

Aves

España ye’l país con mayor biodiversidá de la Xunión Europea, contando con cuasi 600 especies de páxaros diferentes, ente les que se topen especies definíes como rareces, o incluso especies endémiques. Esto ye pola so posición bioxeográfica y a la bayura d’ecosistemes que podemos topar a lo llargo de tol territoriu nacional. N’España esisten más de 600 Zones d’Especial Proteición pa les Aves (ZEPA), lo que supon el 20% del total de la superficie del territoriu nacional, incluyendo l’espaciu terrestre y l’espaciu marín.

El turismu ornitolóxicu atrae cada vez más visitantes d’otros llugares al nuesu país, principalmente del Reinu Xuníu, Alemania y Holanda, pero tamién turistes de los Estaos Xuníos. Estímase que solo nel Reinu Xuníu hai más de 7 millones d’aficionaos a esta práctica. España recibe, aprosimadamente, 10 millones de visitantes movíos pol interés d’agüeyar dalgún tipu d’especie d’ave.

P1180751

España recibe, aprosimadamente, 10 millones de visitantes movíos pol interés d’agüeyar dalgún tipu d’especie d’ave.

Esti tipu de visitantes tan perconcienciaos cola proteición y caltenimientu de la nuesa natura, pero tamién quieren vivir esperiences úniques nos nuesos territorios. Son persones que, amás de querer agüeyar les aves, quieren descubrir l’autenticidá de los territorios, tastiar la gastronomía llocal, la etnografía, la cultura, y almirar unos paisaxes máxicos. Unos escenarios n’escelente estáu de caltenimientu que supieron conservar los habitantes de les zones rurales, pa que les aves sigan escoyendo estos espacios como’l so llugar de residencia o de pasu.

Esti tipu de turismu promueve non solo la dinamización del sector turísticu y la desestacionalización de la demanda, sinon un compromisu de les persones llocales por siguir calteniendo esti patrimoniu. Too un arguyu que persones llegaes de lloñe valoricen daqué que pa los habitantes ye tan común. Promueve valores de defensa del nuesu entornu, pero tamién de sentise arguyosos de la so tierra, del so trabayu y de la so identidá.

Al traviés d’un recursu patrimonial como son les nueses aves, podemos enseñar a los nuesos viaxeros tou un territoriu que paga la pena descubrir, nel que nun hai solo natura, sinon que tamién hai persones. Una tipoloxía de turismu que ruempe la dinámica turística estacional, y puede llegar a permitir que les persones vivan nos sos territorios durante tol añu. Un turismu que puede llegar a potenciar el sector primariu español, yá qu’esti tipu turistas tan concienciaos cola sostenibilidá, con degustar productos llocales producíos, con munchu ciñu, nel entornu. Porque’l turismu sostenible y el desarrollu rural siempre tienen que dir de la mano y enxamás estremase.

FILE89583

LA IMPORTANCIA DE SABER SEMAR PATATES

  • - ¿Sabes qué toi pensando nesti momentu?
  • - ¿En qué qué güelita?
  • - De la primera vegada que semaste les patates.
  • - ¿Y por qué t’alcuerdes d’eso agora?
  • - Pues porque toi mirando les güertes, los praos, los montes y los castañares, y ta too abandonao. Too va perdese.
  • - Nun t’entiendo.
  • - Cuando teníes 3 añiños to pa y to ma dexáronte con nós una selmana. Tábemos semando les patates y tu tabes xugando colos gatos. De sópitu, apaeciste tu na güerta diciendo que te tabes aburriendo, y que lo que tábemos faciendo que te paecía mui entretenío. Entrugástenos a to güelu y a mi si podíes echanos un gabitu. Pensábemos que dibes cansar a los 5 minutos, porque semar patates nun ye una xera mui agradable. Ye mui duro. Esplicámostelo una vegada y nun fizo falta la segunda. Tuvisti tola tardi trabayando y nun cansaste nin un segundu. Cuando pasaben los vecinos y te veíen trabayando ensín descansu, midiendo bien la distancia afayaíza ente patata y patata, sonreíen y te miraben felices. Pero nun te miraben con tantu arguyu como to güelu y como yo. La continuidá de too esto garantizábase.
  • - ¿Y por qué foi tan importante pa vosotros esi momentu?
  • - Porque yá nun hai naide que quiera venir a estes aldees tan lloñe de too. Porque yá n’aquellos tiempos veíase venir esta decadencia, y esti abandonu. Los pueblos yá nun tienen vida. Naide conoz la importancia de saber semar patates.
Paisaxe rural en peligru de desaniciu

Paisaxe rural en peligru de desaniciu

Estímase qu’en España 7 de cada 10 persones viven en zones urbanes. La búsqueda d’una bona y cómoda posición llaboral, hospitales, colexos, institutos y servicios d’ociu cercanos fae qu’estes zones seyan meyores pa la mayor parte la población española. Naide quier vivir nel escaezu. Naide quier que los sos fíos tengan que facer 20 kilómetros por unes carreteres nun estáu horrible pa dir al colexu o al institutu. Y esto, nel meyor de los casos. Porqu’hai situaciones nes qu’incluso tienen que pasar grandes puertos de montaña, con tolo qu’esto implica. Y lo mesmo si falamos de la necesidá d’acudir a un centru de salú, o al trabayu. ¿Sedría esto diferente si pudiéremos tener unos servicios básicos necesarios pa una bona y digna calidá de vida? ¿Diríen más persones a vivir a una aldea?

Esta conversación, ta sacada de la realidá, y reflexa lo importante que foi y ye la tierra pa los nuesos güelos y güeles. ¿Por qué nun lo ye pa nós? Naide quier vivir nel campu. Nun hai relevu xeneracional. Les castañares, que tanta fame quitaron nes époques más dures de la nuesa hestoria, y que tan importantes fueron pa los nuesos antepasaos, tan enfermes. Van perdese si nun les curamos a tiempu. Naide conoz les plantes melecinales, porque prefieren dir a una farmacia. Ye asina de simple. Los campos y los montes tan abandonaos dafechu, porque yá tienen quien los curie. La mayor parte de les cases tan yá colonizaes pola vexetación. Nin eso quiximos heredar.

El nuesu llegáu cultural, el patrimoniu etnográficu y los conocimientos “indíxenes” perdiéronse. Sí, nun miréis raro. Toos somos indíxenes, indíxenes del nuesu territoriu. Porque’l érminu indíxena fai referencia al nuesu orixe, y toles persones tenemos ún. Pero lo que ye más triste ye que perdimos el nuesu raigañu dafechu. Los paisanos y les paisanes tan en peligru de desaniciu.

Güerta na que s'acaben de sacar les patates

Güerta na que s’acaben de sacar les patates

Si ta too abandonao, si nun hai casi güertes o ganadería,… ¿nun nos paramos a pensar d’onde vienen los alimentos que consumimos tolos díes? Amás de que nun tenemos nin idega de lo que comemos nin la so procedencia, ye más bien el deséu de querer cambiar el mundu. Pongamos un exemplu mui simple. Si-y compramos les patates a una persona qu’apostó por vivir y trabayar nun entornu rural, amás de pone-y nome y apellíu a la nuesa comida, tamos aportando-y un beneficiu económicu a esta persona, pero tamién un beneficiu social, porque va medrar la so autoestima. Esta persona va querer siguir lluchando y trabayando por sacar alantre les sos patates y por enseñar estos conocimientos a otres perspnes. Más persones van asentase nesti o n’otros territorios. Pero nun ye solo eso. Esto va ayudar tamién a caltener los nuesos paisaxes, la nuesa natura y la nuesa biodiversidá, aspeutos de los que nos presta pola vida disfrutar cuando tenemos tiempu llibre los fines de selmana, ¿non? ¿Verdá que la comida sábenos diferente cuando tien un nome y un apellíu? Esto, xunto cola sonrisa y la felicidá cola que la comemos, aporta-y un gustu especial y únicu a esti platu.

Nun podemos imaxinar lo importante que ye consumir productos llocales. Ayudamos a que les persones que quieran quedase nel so territoriu nun lu tengan qu’abandonar, sabemos lo que comemos, fixamos población nel mediu rural, evitamos l’abandonu de los nuesos paisaxes, caltenemos el nuesu llegáu cultural, incluso contribuimos a combatir el cambiu climáticu,… ¿necesitáis más razones?

Nun ye nenguna tontá saber semar patates. Quien tien esi conocimientu tien la llicencia p’alimentar a tol territoriu. Tien la voluntá de cambiar el mundu.

Planta de patata nuna güerta resistiendo la soledá

Planta de patata nuna güerta resistiendo la soledá

BORDEANDO LA BIESCA DE MUNIEL.LOS

Tenemos el gustu de presentavos la nueva ruta de seronda pa disfrutar y conocer l’entornu de la Biesca más guapa y máxica d’Asturies: La Biesca de Muniel.los. Vamos caminar alrodiu de la Reserva pa descubrir un entornu únicu n’Europa ya inesploráu. 

Muniellos 1

Fecha: 22 d’ochobre de 2016

Descripción: Nesta esperiencia vamos caminar pela redolada de la biesca de carbayos meyor conservada d’Europa, nun tramu pegáu al ríu Ibias. Un paraísu inesploráu onde l’Osu pardu cantábricu ye’l rei. Vamos conocer, de primera mano, l’apicultura tradicional artesana y los cortinos, construcciones tradicionales que protexen los truébanos del ataque del osu. La sienda sigue un tramu piquiñín del ríu, formáu sobre un antiguu valle glaciar, polo que tamién vamos poder contemplar la fauna fluvial y la importante y variada vexetación de ribera. Hestoria, cultura, tradición, natura,…, una ruta que nun tien esperdiciu.

Distancia: 4 Km

Dificultá: Baxa

Tipu de percorríu: Dir y tornar

Ubicación: Cangas del Narcea ya Ibias

Inclúi: Autobús, Guía de natura, seguru de responsabilidá civil y seguru d’accidentes

Material recomendáu: Ropa d’abrigu, comida, agua, calzáu cómodu, prismáticos y gana pasalo perbién

Salida: 9:00 hores dende Xixón y 9:30 dende Uviéu (consultar hora esacta al facer la reserva)

Duración: La hora de llegada ta prevista pa les 20:00 hores

Actividá apta pa tolos públicos

Preciu: 25€ p’adultos y 16€ pa menores de 14 años (Consultar descuentos)

Ye obligatoriu’l pagu por adelantáu. Si s’anula l’actividá con una antelación de más de 3 díes previa a la salía, devuélvese l’importe íntegru. Si anula la organización tamién se devuelve l’importe íntegru.

¿QUÉ ENTENDEMOS POR TURISMO SOSTENIBLE?

El verano ya está a punto de terminar, y con ello termina la temporada turística en la que más viajeros, principalmente nacionales, se desplazan en busca de un merecido descanso. Durante apenas dos meses son millones los desplazamientos que se realizan dentro de España, pero ¿en cuántos de estos viajes se podrían considerar que los turistas están practicando un Turismo Sostenible o Turismo Responsable? A lo largo de este verano hemos podido ver noticias sobre muchos lugares masificados, entre ellos Espacios Naturales Protegidos, ciudades sobrecargadas de turistas en las que la población local no puede hacer “vida normal”, caravanas de coches en las carreteras o accesos rodados saturados para acceder a los puntos turísticos más famosos. En esta ocasión, ofrecemos una reflexión sobre qué entendemos nosotros que es el Turismo Sostenible o Responsable, y qué medidas podrían tomarse. Queremos aportar nuestro granito de arena para cambiar el mundo y concienciar sobre la importancia de viajar de una manera responsable. Además, el Turismo puede llegar a ser una poderosa herramienta de Desarrollo Rural y concienciación social y ambiental.

El Turismo puede llegar a ser una poderosa herramienta de Desarrollo Rural y concienciación social y ambiental.

El Turismo Sostenible no se trata de una “novedosa tipología turística”. Se trata de una metodología que se aplica a los destinos, entidades y/o empresas, en los que, designando unos determinados principios y criterios éticos, así como unas buenas prácticas profesionales, ambientales y sociales, los beneficios del turismo puedan revertir directamente en el territorio de acogida. Estos beneficios se desglosan en varios, que bajo nuestro punto de vista son: económicos, sociales, culturales y ambientales. A su vez, pueden ser beneficios que se queden directamente en el territorio de acogida, pero también mensajes que calen en los viajeros y su círculo cercano, ya que estos últimos pueden tomar conciencia de muchas situaciones para cambiarlas.

El Turismo Sostenible posee diferentes definiciones, pero nos quedamos con la definición de la Organización Mundial de Turismo (OMT), quien en el 1993, en la Conferencia Euromediterránea sobre Turismo y Desarrollo Sostenible, desarrolló en el documento titulado “Tourism the year 2000 and beyond qualitative aspects”: “El Turismo Sostenible atiende a las necesidades de los turistas actuales y de las regiones receptoras y al mismo tiempo protege y fomenta las oportunidades para el futuro. Se concibe como una vía hacia la gestión de todos los recursos de forma que puedan satisfacerse las necesidades económicas, sociales y estéticas, respetando al mismo tiempo la integridad cultural, los procesos ecológicos esenciales, la diversidad biológica y los sistemas que sostienen la vida”.

urante la temporada del verano de 2016 hubo momentos de superar los 7.000 visitantes en el entorno de los Lagos de Covadonga

Durante la temporada del verano de 2016 hubo momentos de superar los 7.000 visitantes en el entorno de los Lagos de Covadonga

“El Turismo Sostenible atiende a las necesidades de los turistas actuales y de las regiones receptoras y al mismo tiempo protege y fomenta las oportunidades para el futuro. Se concibe como una vía hacia la gestión de todos los recursos de forma que puedan satisfacerse las necesidades económicas, sociales y estéticas, respetando al mismo tiempo la integridad cultural, los procesos ecológicos esenciales, la diversidad biológica y los sistemas que sostienen la vida”.

¿Y qué criterios y/o principios debemos desarrollar para promover el Turismo Sostenible? A continuación, os desarrollamos de una manera somera algunos de los puntos que nosotros consideramos básicos. Cabe destacar que no están ordenados en función de su importancia. Creemos que todos los puntos son igual de importantes.

  • Favorecer el consumo de productos locales. Detrás de este tipo de productos hay una persona o personas, con una historia que merece la pena conocer y descubrir. Estas personas verán incrementados sus ingresos, pero también su autoestima. Consumir productos típicos también forma parte del turismo, ya que tenemos que probar, saborear, descubrir y conocer, y los productos típicos, agroalimentarios o la cocina tradicional forman parte de la tradición de cualquier destino. Consumir este tipo de productos es ayudar a mantener y conservar nuestro legado patrimonial, pero también nuestros paisajes. Por no decir que ayudaremos a fijar población en estos territorios.
  • Contratación de guías locales. Por un lado, contratando guías locales ayudaremos a incrementar los ingresos económicos de las personas que habitan en un destino. Además, los guías locales siempre serán las personas que mejor conozcan sus territorios, de quienes más aprenderemos: sus historias, tradiciones o los rincones más bonitos, entre otros. Aprenderemos a amar ese territorio.
  • Contratar empresas legales y debidamente registradas. Hay mucho intrusismo en el ámbito turístico. Cada empresa, ya sea alojamiento, agencia de viajes empresa de turismo activo o guía oficial de turismo paga sus impuestos, seguros, y el coste de diseñar y organizar cada actividad y/o servicio. En este caso, parece que en lugar de colaborar entre empresas, se tiende a ver al enemigo. Hay alojamientos ofreciendo actividades guiadas o servicio de transfer, estaciones de esquí ofreciendo actividades de observación de fauna, asociaciones de turismo rural vendiendo paquetes turísticos. Como usuarios de Turismo Responsable y como empresas responsables no debemos NUNCA hacer uso de este tipo de servicios ilegales, ya que con ello perjudicamos a haya empresas que puedan desaparecer.
  • Uso de transporte público, en la medida de lo posible. Somos conscientes de que hay muchos alojamientos que no disponen de una red de transporte público para llegar a este destino, pero existen alternativas, una vez que estamos allí. El Turismo Sostenible, al final, se trata de seguir la misma filosofía que llevamos en nuestra vida cotidiana, y este punto puede solventarse de muchas maneras.
  • Respeto a la cultura tradicional y a sus habitantes. Ya sea una escapada de dos días o de una semana o superior, cuando llegamos a un territorio nos convertimos en habitantes de ese territorio durante un breve período de tiempo. Esto quiere decir que debemos de respetar a nuestros vecinos, y tratarles con el mismo respeto que nos gustaría que nos tratasen. Debemos tratar de conocer y admirar su cultura, así como su forma de vida.
  • Las personas no somos el centro del Universo. Muchos turistas se comportan de una manera completamente irracional cuando salen de sus lugares de origen. Evitemos este tipo de comportamientos. No queremos ver basuras en los Espacios Naturales Protegidos, ya que en nuestra casa no lo vamos a hacer. Comportémonos de una manera racional y respetuosa.
  • Trabajo y salarios dignos. Muchas empresas consideradas éticas, con compromisos y/o certificaciones ambientales tienen a sus trabajadores sin unas mínimas condiciones de dignidad o contratando a “falsos autónomos” para sus fines y beneficios. Esto no se puede consentir ni tolerar. Queremos un futuro digno, tanto en términos ambientales, como sociales. Os recomendamos leer esta noticia sobre trabajo digno en Travindy http://www.travindy.com/es/2016/07/unicamente-tres-empresas-turisticas-las-100-mejores-trabajar/
  • Uso razonable de los recursos naturales. Tanto nosotros como turistas, como los alojamientos, como los destinos o entidades deben promover medidas de reciclaje y/o reutilización de residuos. Deben disponer de un adecuado sistema de gestión de basuras, pero también protocolos de reducción de agua y uso racional de la energía, entre otros.
  • Capacidad de acogida de un destino. Los destinos turísticos no tienen una capacidad de recepción de visitantes infinita. De igual manera que cuando llegamos a un restaurante y vemos la típica placa de “máximo 30 personas”, hay zonas en las que se deberían realizar estudios para ver cuál es su punto máximo de recepción de turistas, porque lo hay. Se llama Capacidad de Acogida de un Destino, y su cálculo es muy sencillo. No se pueden tolerar Espacios Naturales Protegidos en los que, como no cabe un coche más, están aparcados en cualquier lugar, o espacios sobresaturados, con el impacto ambiental y social que esto implica: ruidos, basuras…etc. ¿Es este el tipo de modelo turístico que queremos? Porque debemos tener en cuenta en este tipo de modelo que no sólo estamos causando un impacto en el medio natural, sino que la población local también se ve perjudicada con este modelo. ¿Alguna vez hemos realizado estudios reales del incremento de ingresos en la población en estos lugares sobresaturados? Deberíamos hacerlo.
  • Empresas “éticas” que tengan políticas ambientales adecuadas. Por un lado, comprobar que la empresa o entidad no vulnera ningún tipo de legislación ambiental. Los turistas europeos, por lo general, son grandes consumidores de Turismo Sostenible. Entre sus preguntas a la hora de elegir un destino o una empresa turística están los compromisos ambientales que han adquirido, sus certificaciones, si colaboran con algún tipo de ONG o proyecto conservacionista o social, entre otras.

Aunque ha sido un post un poco largo, no queríamos dejar pasar esta oportunidad de hablar sobre Turismo Sostenible, aunque estamos seguros que no será la última vez que lo hagamos.

Actividad desarrollada por la Asociación Cultural La Ponte de Santo Adriano, que desarrolla actividades de Turismo Sostenible y dinamización social rural

Actividad desarrollada por la Asociación Cultural La Ponte de Santo Adriano, que desarrolla actividades de Turismo Sostenible y dinamización social rural