Códigu de responsabilidá

LLÁSCARA acredita que tolos sos servicios siguen un códigu de responsabilidá, sostenibilidá, y bonos hábitos, curiando y respetando’l mediu ambiente, los espacios rurales y les persones que mos rodien.

LLÁSCARA trabaya de manera responsable, solidaria, cooperativa y respetuosa pa con tolos seres vivos, trabayando esclusivamente con grupos reducíos:

1. Ayudar a protexer y respetar la naturaleza nel so conxuntu. ¡Amenorguemos tolos impactos!

Procuramos no interferir con el normal desarrollo de la vida rural y animal de la zona, respetando al máximo las zonas restringidas y protegidas.

Procuramos nun interferir col normal desarrollu de la vida rural y animal de la zona, respetando al másimu les zones restrinxíes y protexíes.
Durante la visita a un entornu natural llevamos una bolsa o recipiente onde tirar los desperdicios que xeneramos o atopamos a lo llargo’l recorríu.

¡Protexamos l’entornu! Anque puedan parecer residuos inocuos o biodegradables, puen causar graves alteraciones nel mediu natural. ¡SON BIODESAGRADABLES!

Enseñamos, pero nun garramos. Nun arrancamos flores o plantes, ya que ponemos en peligru la so supervivencia na zona, nin tampoco otros elementos bióticos o abióticos (por exemplu fósiles). Dexemos que los que vengan detrás puedan disfrutar de la naturaleza. ¡SACA SEMEYES!

Nun caminamos fuera de los senderos o de les pistes señalizaes. Estes acciones pueden dañar la cubierta vexetal por mor del pisar escesivu, contribuyendo l’aumentu de la erosión. Nun espaciu natural la única güelga qu’has de dexar ye la del to pie.
Impulsamos el curiáu de los cursos d’agua, de les fontes, y la so biodiversidá asociao. L’agua ye un recursu escasu nel mundiu.

2. Preservar l’ecosistema rural y la población que curia d’estos territorios

Hay que curiar y respetar el mediu ambiente, pero también hay que respetar y curiar a las persones que mos rodien.

El nuesu propósitu ye contribuir al desarrollu rural, pa caltener asina los espacios rurales habitaos y habitables. Amás, enseñamos a respetar les actividaes económiques tradicionales.

Promovemos el respetu pa cola población rural. Los habitantes de les zones rurales tienen un conocimientu del entornu natural profundu y variáu. Estes persones pueden desendolcar una función decisiva nel emplegu de los recursos naturales. Amás son los meyores guíes y intérpretes del territoriu. La hestoria de los pueblos ta inmersa en tol entornu, y ellos conócenla mui bien. Ye la so hestoria.

3. Llograr que la población llocal participe en toles actividaes y qu’obtenga beneficios económicos directos cola nuesa presencia

Nos viaxes de nueso, siempre seleccionamos los aloxamientos, empreses o servicios que contribúin al desarrollu sostenible del territoriu. Se favorez el comerciu xustu y l’enriquecimientu llocal.

Promocionamos el patrimoniu gastronómicu o artesanu de les zones que visitamos, favoreciendo’l desarrollu económicu de la zona que visitamos, sofitando na promoción de los sos productos. El viaxeru tien la oportunidá de conocer el valor y la calidá de productos artesanales auténticos: ver, prebar, sintir, escuchar, tocar y goler.

4. Estimular el conocimientu y respetu pa col patrimoniu

Inspiramos el conocimientu y respetu por tol patrimoniu cultural y natural que visitamos: conxuntos etnográficos, yacimientos arqueolóxicos, yacimientos paleontolóxicos, monumentos naturales, monumentos románicos o prerrománicos, cueves, y otros espacios, llugares o monumentos d’interés, cultural o natural.

El patrimoniu cultural nun se llimita a les creaciones materiales. Esisten sociedades que tienen espresao especialmente’l so saber, les sos técniques y la memoria de los sos antepasaos na tradición oral. Los ritos, los modos de vida, la medicina tradicional, la relixosidá popular y les tecnoloxíes tradicionales de la nuesa tierra integren la cultura popular, les diferentes llingües, la música, los instrumentos musicales tradicionales, les dances relixoses y los bailles festivos, los traxes, la cocina, los mitos, les lliendes, los xuegos, etc.

El nueso propósitu, partiendo del xeoturismu, ye que les persones deprendan a valorar y a curiar daqué que forma parte de los pueblos y que debemos conseguir, ente todos, que se caltenga vivo.

5. Promover la tolerancia col llugar de destín a nivel políticu, social y cultural

Dende LLÁSCARA, namái que te pedimos qu’amueses paciencia y comprensión ente situaciones que, según los tos esquemes, puedan resultate estrañes. Respeta les formes de vida de les poblaciones llocales.

6. Apoyu a les poblaciones llocales ofreciéndo-yos beneficios directos

El turismu sostenible ye una forma de negociu comprometía ambiental y socialmente que trata de causar un baxu impactu sol mediu ambiente y la cultura llocal, al mesmu tiempu que contribúi a xenerar ingresos y emplegu pa la población.

Dende LLÁSCARA damos prioridad a los negocios llocales comprometíos col desarrollu sostenible pa que sigan contribuyendo al enriquecimientu y fortalecimientu de les zones rurales. Gracies a estes sinerxes garantízase que les zones rurales se conserven en bon estáu, favoreciendo siempre a les persones qu’habiten nesti mediu.

LLÁSCARA pretende sofitar directamente les zones nes que trabaya, collaborando con asociaciones o entidaes llocales nes que l’actividá seya acordies colos nuesos valores y compromisos nel so ámbitu d’actuación. Esti apoyu puede materializase, por exemplu, con donaciones económiques a zones gravemente empobrecíes pal desarrollu de la comunidá o, incluso, aportando materiales, asesoramientu técnicu y sofitu na difusión d’información o patrocinios.

LLÁSCARA cree firmemente na collaboración y cooperación ente tolos actores que contribúin a meyorar la calidá de vida de los territorios y llograr el bien común de toos y toes.

Abrir/Cerrar comentarios