EL TURISMO ORNITOLÓGICO EN ESPAÑA

El Turismo Ornitológico o Birdwatching es una actividad que consiste en la observación de aves en su entorno natural. Está actividad cada vez cuenta con un mayor número de personas interesadas. El turismo ornitológico en España cuenta con un gran potencial de crecimiento.

Aves

España es el país con mayor biodiversidad de la Unión Europea, contando con casi 600 especies de aves diferentes, entre las se encuentran especies definidas como rarezas, o especies endémicas. Esto es debido a su posición biogeográfica y a la variedad de ecosistemas que podemos encontrar en todo el territorio nacional. En España existen más de 600 Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA), lo que supone el 20% del total de la superficie del territorio nacional, incluyendo el espacio terrestre y el espacio marino.

El turismo ornitológico atrae cada vez más visitantes extranjeros a nuestro país, procedentes principalmente de Reino Unido, Alemania y Holanda, pero también de Estados Unidos. Se estima que sólo en el Reino Unido hay más de 7 millones de aficionados a esta práctica. España recibe, aproximadamente, 10 millones de visitantes movidos por el interés de observar alguna especie.

P1180751

España recibe, aproximadamente, 10 millones de visitantes movidos por el interés de observar alguna especie.

Este tipo de visitantes están plenamente concienciados con la protección y conservación de nuestra naturaleza, pero también quieren vivir experiencias únicas e inolvidables. Son personas que, además de querer observar aves, quieren descubrir la autenticidad de los territorios, degustar la gastronomía local, conocer la etnografía y la cultura, y sumergirse en unos paisajes mágicos. Unos escenarios en excelente estado de conservación que han si conservados por los habitantes de las zonas rurales, para que las aves sigan eligiendo esos lugares como su lugar de residencia o de paso.

Este tipo de turismo promueve no sólo la dinamización del sector turístico y la desestacionalización de la demanda, sino un compromiso de las personas locales por seguir manteniendo este patrimonio. Es todo un orgullo que personas llegadas de tan lejos valoricen algo que para los locales es tan común. Además, promueve valores de defensa de nuestro entorno, y hace que estas personas se sientan orgullosos de su tierra, de su trabajo y de su identidad.

A través de un recurso patrimonial como son nuestras aves, podemos mostrar a nuestros visitantes todo un territorio que merece la pena ser descubierto, en el que no sólo hay naturaleza, sino que también hay paisanaje. Una tipología de turismo que rompe la dinámica turística estacional, y puede llegar a permitir que las personas puedan vivir en sus territorios durante todo el año. Un turismo que puede llegar incluso a potenciar el sector primario español, ya que este tipo de turistas están concienciados con la sostenibilidad y la ecología. Están deseosos de degustar productos locales producidos con mucho amor en el territorio. Porque el turismo sostenible y el desarrollo rural deben ir siempre de la mano y nunca separarse.

FILE89583

LA IMPORTANCIA DE SABER SEMBRAR PATATAS

  • - ¿Sabes de qué me estoy acordando en este momento?
  • - ¿De qué güelita?
  • - De la primera vez que sembraste las patatas.
  • - ¿Y por qué recuerdas eso ahora?
  • - Pues porque estoy mirando las huertas, los prados, los montes y los castaños y está todo abandonado. Todo se va a perder.
  • - No te entiendo.
  • - Cuando tenías 3 años tus padres te dejaron con nosotros una semana. Nosotros estábamos sembrando las patatas y tú estabas jugando con los gatos. De repente, apareciste en la huerta diciendo que te estabas aburriendo y que eso que estábamos haciendo te parecía muy divertido, y nos preguntaste a tu abuelo y a mí que si podías ayudarnos. Pensábamos que te ibas a cansar a los 5 minutos, porque sembrar patatas no es una tarea agradable. Es muy duro. Te lo explicamos una vez, y no hizo falta decírtelo dos veces. Estuviste toda la tarde trabajando con nosotros y no te cansaste ni un segundo. Cuando pasaban los vecinos y te veían trabajando sin descanso, midiendo bien la distancia necesaria entre patata y patata, sonreían y te miraban felices. Pero no te miraban con tanto orgullo como nosotros. La continuidad de todo esto se garantizaba.
  • - ¿Y por qué ese momento fue tan importante para vosotros?
  • - Porque ya no hay nadie que quiera venir a estas aldeas tan alejadas de todo. Porque ya en aquella época se veía venir esta decadencia y este abandono. Los pueblos ya no tienen vida. Nadie conoce la importancia de saber sembrar patatas.
Paisaje rural

Paisaje rural en peligro de extinción

Se estima que en España 7 de cada 10 personas viven en zonas urbanas. La búsqueda de una buena y cómoda posición laboral, hospitales, colegios, institutos y servicios de ocio cercanos hace que estas zonas sean más atractivas para la mayor parte de la población española. Nadie quiere vivir en el olvido. Nadie quiere que sus hijos recorran 20 kilómetros por unas carreteras en un estado horrible para ir al colegio o al instituto. Y esto, en el mejor de los casos. Porque hay situaciones en las que incluso tienen que atravesar grandes puertos de montaña para ello, con todo lo que esto implica. Y lo mismo si hablamos de la necesidad de acudir a un centro de salud, o al trabajo. ¿Sería esto diferente si pudiéramos gozar de unos servicios básicos necesarios para una buena y digna calidad de vida? ¿Se irían más personas a vivir a una aldea?

Esta conversación, sacada de la realidad, refleja lo importante que fue y es la tierra para nuestros abuelos y abuelas. ¿Por qué no lo es para nosotros? Nadie quiere vivir en el campo. No hay relevo generacional. Los castaños, que tanta hambre han quitado en las épocas más duras de nuestra historia, y que tan importantes fueron para nuestros antepasados, están enfermos. Se perderán si no los curamos a tiempo. Nadie conoce las plantas medicinales, porque prefieren acudir a una farmacia. Así de simple. Los campos y los montes están completamente abandonados porque carecen de funcionalidad. La mayor parte de las casas están ya colonizadas por la vegetación. Ni eso hemos querido heredar.

Nuestro legado cultural, el patrimonio etnográfico y los conocimientos “indígenas” se han perdido. Sí, no miréis raro. Todos somos indígenas, indígenas de nuestro territorio. Porque el término indígena hace alusión a nuestra procedencia, y todas las personas tenemos un origen. Aunque lo que es más triste es que hemos renegado totalmente de nuestras raíces. Los paisanos y las paisanas están en peligro de extinción.

Huerta en la que se acaban de sacar las patatas

Huerta en la que se acaban de sacar las patatas

Si todo está abandonado, si no hay casi huertas o ganadería,… ¿nos hemos parado a pensar de dónde vienen los alimentos que consumimos a diario? Además de que no tenemos ni idea de lo que comemos ni su procedencia, es más bien el deseo de querer cambiar el mundo. Pongamos un ejemplo muy simple. Si le compramos las patatas a una persona que ha apostado por vivir y trabajar en un entorno rural, además de ponerle un nombre y un apellido a nuestra comida, le estamos aportando un beneficio económico a esa persona, pero también un beneficio social, porque crecerá su autoestima. Querrá seguir luchando y trabajando por sacar adelante sus patatas y por enseñarles a otras personas sus conocimientos. Más personas se asentarán en este o en otros territorios. No sólo eso. Esto ayudará también a conservar nuestros paisajes, nuestra naturaleza y nuestra biodiversidad, aspectos de los que nos encanta disfrutar cuando tenemos tiempo libre los fines de semana, ¿no? ¿Verdad que la comida nos sabe diferente cuando tiene un nombre y un apellido? Esto, junto con la sonrisa y la felicidad con la que nos la comemos le aportan un sabor especial y único a ese plato.

No nos podemos imaginar lo importante que es consumir productos locales. Ayudamos a que las personas que desean quedarse en su territorio no lo tengan que abandonar, sabemos lo que comemos, fijamos población en el medio rural, evitamos el abandono de nuestros paisajes, conservamos nuestro legado cultural, incluso ayudamos a combatir el cambio climático…, ¿necesitáis más razones para consumir productos locales?

No es ninguna tontería saber sembrar patatas. Quien tiene este conocimiento, tiene la licencia para alimentar a todo un territorio. Tiene la voluntad de cambiar el mundo.

Planta de patata solitaria en una huerta

Planta de patata en una huerta resistiendo la soledad

¿QUÉ ENTENDEMOS POR TURISMO SOSTENIBLE?

El verano ya está a punto de terminar, y con ello termina la temporada turística en la que más viajeros, principalmente nacionales, se desplazan en busca de un merecido descanso. Durante apenas dos meses son millones los desplazamientos que se realizan dentro de España, pero ¿en cuántos de estos viajes se podrían considerar que los turistas están practicando un Turismo Sostenible o Turismo Responsable? A lo largo de este verano hemos podido ver noticias sobre muchos lugares masificados, entre ellos Espacios Naturales Protegidos, ciudades sobrecargadas de turistas en las que la población local no puede hacer “vida normal”, caravanas de coches en las carreteras o accesos rodados saturados para acceder a los puntos turísticos más famosos. En esta ocasión, ofrecemos una reflexión sobre qué entendemos nosotros que es el Turismo Sostenible o Responsable, y qué medidas podrían tomarse. Queremos aportar nuestro granito de arena para cambiar el mundo y concienciar sobre la importancia de viajar de una manera responsable. Además, el Turismo puede llegar a ser una poderosa herramienta de Desarrollo Rural y concienciación social y ambiental.

El Turismo puede llegar a ser una poderosa herramienta de Desarrollo Rural y concienciación social y ambiental.

El Turismo Sostenible no se trata de una “novedosa tipología turística”. Se trata de una metodología que se aplica a los destinos, entidades y/o empresas, en los que, designando unos determinados principios y criterios éticos, así como unas buenas prácticas profesionales, ambientales y sociales, los beneficios del turismo puedan revertir directamente en el territorio de acogida. Estos beneficios se desglosan en varios, que bajo nuestro punto de vista son: económicos, sociales, culturales y ambientales. A su vez, pueden ser beneficios que se queden directamente en el territorio de acogida, pero también mensajes que calen en los viajeros y su círculo cercano, ya que estos últimos pueden tomar conciencia de muchas situaciones para cambiarlas.

El Turismo Sostenible posee diferentes definiciones, pero nos quedamos con la definición de la Organización Mundial de Turismo (OMT), quien en el 1993, en la Conferencia Euromediterránea sobre Turismo y Desarrollo Sostenible, desarrolló en el documento titulado “Tourism the year 2000 and beyond qualitative aspects”: “El Turismo Sostenible atiende a las necesidades de los turistas actuales y de las regiones receptoras y al mismo tiempo protege y fomenta las oportunidades para el futuro. Se concibe como una vía hacia la gestión de todos los recursos de forma que puedan satisfacerse las necesidades económicas, sociales y estéticas, respetando al mismo tiempo la integridad cultural, los procesos ecológicos esenciales, la diversidad biológica y los sistemas que sostienen la vida”.

urante la temporada del verano de 2016 hubo momentos de superar los 7.000 visitantes en el entorno de los Lagos de Covadonga

Durante la temporada del verano de 2016 hubo momentos de superar los 7.000 visitantes en el entorno de los Lagos de Covadonga

“El Turismo Sostenible atiende a las necesidades de los turistas actuales y de las regiones receptoras y al mismo tiempo protege y fomenta las oportunidades para el futuro. Se concibe como una vía hacia la gestión de todos los recursos de forma que puedan satisfacerse las necesidades económicas, sociales y estéticas, respetando al mismo tiempo la integridad cultural, los procesos ecológicos esenciales, la diversidad biológica y los sistemas que sostienen la vida”.

¿Y qué criterios y/o principios debemos desarrollar para promover el Turismo Sostenible? A continuación, os desarrollamos de una manera somera algunos de los puntos que nosotros consideramos básicos. Cabe destacar que no están ordenados en función de su importancia. Creemos que todos los puntos son igual de importantes.

  • Favorecer el consumo de productos locales. Detrás de este tipo de productos hay una persona o personas, con una historia que merece la pena conocer y descubrir. Estas personas verán incrementados sus ingresos, pero también su autoestima. Consumir productos típicos también forma parte del turismo, ya que tenemos que probar, saborear, descubrir y conocer, y los productos típicos, agroalimentarios o la cocina tradicional forman parte de la tradición de cualquier destino. Consumir este tipo de productos es ayudar a mantener y conservar nuestro legado patrimonial, pero también nuestros paisajes. Por no decir que ayudaremos a fijar población en estos territorios.
  • Contratación de guías locales. Por un lado, contratando guías locales ayudaremos a incrementar los ingresos económicos de las personas que habitan en un destino. Además, los guías locales siempre serán las personas que mejor conozcan sus territorios, de quienes más aprenderemos: sus historias, tradiciones o los rincones más bonitos, entre otros. Aprenderemos a amar ese territorio.
  • Contratar empresas legales y debidamente registradas. Hay mucho intrusismo en el ámbito turístico. Cada empresa, ya sea alojamiento, agencia de viajes empresa de turismo activo o guía oficial de turismo paga sus impuestos, seguros, y el coste de diseñar y organizar cada actividad y/o servicio. En este caso, parece que en lugar de colaborar entre empresas, se tiende a ver al enemigo. Hay alojamientos ofreciendo actividades guiadas o servicio de transfer, estaciones de esquí ofreciendo actividades de observación de fauna, asociaciones de turismo rural vendiendo paquetes turísticos. Como usuarios de Turismo Responsable y como empresas responsables no debemos NUNCA hacer uso de este tipo de servicios ilegales, ya que con ello perjudicamos a haya empresas que puedan desaparecer.
  • Uso de transporte público, en la medida de lo posible. Somos conscientes de que hay muchos alojamientos que no disponen de una red de transporte público para llegar a este destino, pero existen alternativas, una vez que estamos allí. El Turismo Sostenible, al final, se trata de seguir la misma filosofía que llevamos en nuestra vida cotidiana, y este punto puede solventarse de muchas maneras.
  • Respeto a la cultura tradicional y a sus habitantes. Ya sea una escapada de dos días o de una semana o superior, cuando llegamos a un territorio nos convertimos en habitantes de ese territorio durante un breve período de tiempo. Esto quiere decir que debemos de respetar a nuestros vecinos, y tratarles con el mismo respeto que nos gustaría que nos tratasen. Debemos tratar de conocer y admirar su cultura, así como su forma de vida.
  • Las personas no somos el centro del Universo. Muchos turistas se comportan de una manera completamente irracional cuando salen de sus lugares de origen. Evitemos este tipo de comportamientos. No queremos ver basuras en los Espacios Naturales Protegidos, ya que en nuestra casa no lo vamos a hacer. Comportémonos de una manera racional y respetuosa.
  • Trabajo y salarios dignos. Muchas empresas consideradas éticas, con compromisos y/o certificaciones ambientales tienen a sus trabajadores sin unas mínimas condiciones de dignidad o contratando a “falsos autónomos” para sus fines y beneficios. Esto no se puede consentir ni tolerar. Queremos un futuro digno, tanto en términos ambientales, como sociales. Os recomendamos leer esta noticia sobre trabajo digno en Travindy http://www.travindy.com/es/2016/07/unicamente-tres-empresas-turisticas-las-100-mejores-trabajar/
  • Uso razonable de los recursos naturales. Tanto nosotros como turistas, como los alojamientos, como los destinos o entidades deben promover medidas de reciclaje y/o reutilización de residuos. Deben disponer de un adecuado sistema de gestión de basuras, pero también protocolos de reducción de agua y uso racional de la energía, entre otros.
  • Capacidad de acogida de un destino. Los destinos turísticos no tienen una capacidad de recepción de visitantes infinita. De igual manera que cuando llegamos a un restaurante y vemos la típica placa de “máximo 30 personas”, hay zonas en las que se deberían realizar estudios para ver cuál es su punto máximo de recepción de turistas, porque lo hay. Se llama Capacidad de Acogida de un Destino, y su cálculo es muy sencillo. No se pueden tolerar Espacios Naturales Protegidos en los que, como no cabe un coche más, están aparcados en cualquier lugar, o espacios sobresaturados, con el impacto ambiental y social que esto implica: ruidos, basuras…etc. ¿Es este el tipo de modelo turístico que queremos? Porque debemos tener en cuenta en este tipo de modelo que no sólo estamos causando un impacto en el medio natural, sino que la población local también se ve perjudicada con este modelo. ¿Alguna vez hemos realizado estudios reales del incremento de ingresos en la población en estos lugares sobresaturados? Deberíamos hacerlo.
  • Empresas “éticas” que tengan políticas ambientales adecuadas. Por un lado, comprobar que la empresa o entidad no vulnera ningún tipo de legislación ambiental. Los turistas europeos, por lo general, son grandes consumidores de Turismo Sostenible. Entre sus preguntas a la hora de elegir un destino o una empresa turística están los compromisos ambientales que han adquirido, sus certificaciones, si colaboran con algún tipo de ONG o proyecto conservacionista o social, entre otras.

Aunque ha sido un post un poco largo, no queríamos dejar pasar esta oportunidad de hablar sobre Turismo Sostenible, aunque estamos seguros que no será la última vez que lo hagamos.

Actividad desarrollada por la Asociación Cultural La Ponte de Santo Adriano, que desarrolla actividades de Turismo Sostenible y dinamización social rural

Actividad desarrollada por la Asociación Cultural La Ponte de Santo Adriano, que desarrolla actividades de Turismo Sostenible y dinamización social rural

LAS PLANTAS NARRAN GRANDES HISTORIAS DE AMOR

Hay hermosas historias de amor vinculadas a la flora que nos rodea. Una de ellas es el cuento asociado al Campanín o Correhuela mayor (Calystegia sepium). Cuenta la leyenda que si una pareja de enamorados bebe una infusión de sus hojas mezclada con vino, esto origina un intenso licor, que se considera como una pócima de amor. Si ambos enamorados beben este brebaje, este amor durará hasta el final de sus días proporcionando una armonía y felicidad inquebrantables.

Calystegia sepium

Calystegia sepium

Las historias de amor entre personas siempre han estado muy presentes en nuestra sociedad. Siempre han existido las leyendas, cuentos e historias donde se narran pócimas y hechizos, que usando plantas u otros elementos naturales, nos ayudan a buscar el amor verdadero o conservar el que ya tenemos. Lamento decir que no, que no es de este tipo de amor del que vamos a hablar en esta ocasión, porque no es nuestra labor. Porque el amor no tiene porqué ser solamente entre personas. Desde los orígenes del ser humano siempre ha habido un amor, respeto y cuidado hacia nuestro territorio, y por ende, hacia nuestra naturaleza. Una relación especial y única de amor incondicional que el ser humano ha tenido hacia nuestra naturaleza y nuestra flora, que aunque a día de hoy parece estar atravesando una crisis, todo tiene solución en esta vida.

Hablemos de esta historia de amor. ¡Hablemos de etnobotánica!

Como ya hemos comentado en este post, y en otros que hemos hecho, desde el origen de la humanidad, el ser humano ha aprovechado y conservado los recursos naturales que ha tenido a mano. Las rocas le proporcionan materia prima para la construcción de su hogar o sus herramientas, al igual que la madera. El agua, el bien más preciado que tenemos, no sólo sirve para calmar nuestra sed, sino que también está muy presente en el ámbito doméstico (para cocinar y limpiar). También es fundamental en la ganadería y agricultura, y nos sirve como fuerza motriz. Incluso ha estado muy presente en muchos rituales ancestrales. La naturaleza nos presta servicios que son esenciales para el mantenimiento de la vida. Pero la relación más auténtica y única, y la que pasa más desapercibida es la que tenemos con las plantas.

Paisaje rural abandonado

Paisaje rural abandonado

La distribución de muchas plantas y árboles no es “totalmente inocente”. Es cierto que para su crecimiento tienen que darse unas condiciones de temperatura, viento y humedad óptimas, pero también el tipo de suelo y las rocas son fundamentales para su desarrollo. Para muchas de ellas, lo más importante para su supervivencia y conservación es la figura del “paisano” o “paisana” como garante de la conservación de las especies. Seguro que muchos de nuestros abuelos o abuelas nos han recetado remedios naturales “milagrosos” cuando nos duele la barriga, tenemos catarro, dolores musculares o nos hemos hecho una herida. Incluso hemos visto cómo se aprovechan determinadas plantas como exquisitos ingredientes en la cocina, elaborando platos dignos de un cocinero Michelin. Todos hemos visto como los paisanos y las paisanas cuidan y mantienen los caminos, los prados, los árboles y los bosques. Esto no es una actividad inocente. Esto es un acto de amor incondicional. Es un pacto que los árboles y plantas han establecido con el ser humano desde el origen de los tiempos: “Yo te cuidaré, pero tú también a mí. A cambio de mis cuidados, tú me proporcionarás alimento y medicinas, para mí y para mi ganado. Todos salimos ganando”.

La etnobotánica es el estudio de la relación de las plantas con el ser humano. Desde tiempos muy antiguos se han realizado listas o catálogos de plantas (y árboles) anotando sus respectivos usos, así como aspectos etnográficos y simbólicos. Estos conocimientos que han transmitido de generación en generación. Este tipo de estudios etnobotánicos, además, valorizan el papel de las plantas en nuestra propia cultura.

Uno de los mayores exponentes en Asturias de esto es el Tejo o el Texu (Taxus baccata), siendo esta la especie más emblemática de la cultura asturiana. En muchos pueblos y aldeas un tejo de gran tamaño actúa como mediador y guardián de la vida de sus gentes. El lugar donde se sitúan estos árboles, no es un lugar elegido al azar, son primitivos lugares de culto y sabiduría, que a día de hoy, aún desconocemos totalmente. Bajo sus ramas se “llamaba a conceyu”, es decir, se realizaban reuniones en las que se tomaban decisiones y compromisos que eran consensuadas y aceptadas por el bien común del pueblo. Son varios los motivos por los que quizás el tejo era admirado. Por un lado, además de su apreciada madera para la fabricación de herramientas, el tejo es una especie “venenosa”. Excepto en el fruto, todas las partes del árbol contienen una sustancia de gran toxicidad llamada taxina, mortal para el ser humano. Cuenta la leyenda que los astures siempre llevaban consigo unas hojas de tejo, que en el caso de ser capturados por sus enemigos comerían para suicidarse. También lo utilizaban para envenenar las flechas o las armas para matar con mayor celeridad a sus enemigos. En tiempos no tan antiguos, esta elevada toxicidad del tejo fue utilizada como eutanasia, para evitar el sufrimiento de los enfermos.

Tejo situado en La Plaza Teverga

Tejo situado en La Plaza Teverga

Como hemos podido comprobar, la relación entre las plantas y las personas es una relación preciosa. Una relación de amor incondicional. El amor más puro y sincero que ha existido a lo largo de la historia, que debemos seguir cuidando y trabajando. El arma más poderosa que existe es el amor, y si trabajamos nuestra relación con la naturaleza, podremos ser optimistas, y ver un atisbo de esperanza en el horizonte. Para amar hay que conocer, y necesitamos que más personas conozcan nuestra historia, nuestros orígenes y nuestro entorno, para cuidarlo, amarlo y respetarlo, al igual que han hecho nuestros paisanos y paisanas.

Prometemos realizar una segunda parte, y quizás la tercera también, ya que este es un tema muy necesario y apasionante.

EL ORIGEN DE LOS PASTOS DEL PARQUE NACIONAL DE LOS PICOS DE EUROPA

Cualquier paisaje puede mostrarse diferente a los ojos de cada persona. Unas personas se fijan más en las flores, otras en los árboles, otras en sus rocas o fósiles, otras en el modelado glaciar, y otras en las huellas que han dejado sobre el paisaje los seres humanos que han vivido en un territorio a lo largo de su historia. El paisaje es un libro con innumerables capítulos, y cada uno de ellos tiene su respectiva interpretación: un capítulo está dedicado a la botánica, otro a la fauna, también la geología tiene gran importancia en este libro,…, Aunque existan muchos capítulos escritos en el paisaje, con diferentes y múltiples temáticas, todos ellos tienen relación con los seres humanos, siendo este el capítulo más importante y más extenso que se ha escrito en el paisaje, en el territorio. Un capítulo que no terminará nunca de escribirse, que sigue vivo, y que esperemos que nunca tenga un final.

Vacas en las cercanías del Lago Ercina

Vacas en las cercanías del Lago Ercina

Este es el primer artículo dedicado a la interpretación del patrimonio y lectura del paisaje, con énfasis a la estrecha relación entre los seres humanos y la naturaleza. En este caso queremos hablar sobre la importancia de la geología para la vida de las personas, para la vida de los pastores de los Picos de Europa. Porque las personas y la naturaleza se necesitan mutuamente. Queremos además, que sea un cariñoso homenaje, para algunos quizás un poco extraño, a los ganaderos de los Picos de Europa.

¿Alguna vez os habéis preguntado por qué los el Parque Nacional de los Picos de Europa es tan importante y propicio para la ganadería? La geología tiene un papel principal y básico en ello. Este artículo, sin pretender entrar en términos demasiado técnicos o científicos, va a realizar un resumen de más de 500 millones de años de historia geológica del Parque Nacional, una historia con la que, en muchos casos sin darse cuenta, conviven los ganaderos de los Picos de Europa.

 

Las rocas también son de suma importancia para la avifauna, ya que en estos lugares es donde anidan las aves

Las rocas también son de suma importancia para la avifauna, ya que este es el lugar elegido por muchas especies de aves para nidificar

 

Son varios los procesos que llevan a que estas montañas, en particular, y la Cordillera Cantábrica, en general, tengan la configuración que tienen actualmente. La historia geológica del Parque Nacional de los Picos de Europa es larga y compleja, y se remonta a más de 500 millones de años, cuando no existían elevaciones, cuando todo era un ambiente litoral y marino somero, típico de climas más tropicales siendo estas las rocas más antiguas que conforman el Parque Nacional. A lo largo de más de medio millón de años, como consecuencia del desplazamiento de las placas tectónicas, sus cambios de latitud, así como los procesos de deformación que sufrieron las rocas que constituyen este territorio, y sin olvidarnos de los cambios en el nivel del mar, los sedimentos que posteriormente conforman las rocas de los Picos de Europa, se acumularon en ambientes muy diferentes, desde medios marinos profundos, medios marinos someros, sistemas deltaicos e incluso sistemas fluviales. Aunque, sin lugar a dudas, las calizas del Carbonífero, la roca dominante en el Parque, indican que la influencia marina en este territorio ha tenido un gran peso.

Fotografía realizada desde la cima del Cotalba

Fotografía realizada desde la cima del Cotalba

Otro de los episodios geológicos que más “personalidad” ha aportado al Parque Nacional ha sido la Orogenia Alpina. Etapa en la que las rocas que se fueron depositando a lo largo de los más de 500 millones de años, y posteriormente se levantaron para formar la actual Cordillera Cantábrica. Este proceso comenzó, aproximadamente, hace 50 millones de años, y cuya consecuencia ha sido la formación de las elevaciones y desniveles, amados por montañeros y senderistas, y donde el ganado vacuno y ovino se alimenta con la cercana vigilancia de sus pastores, personas que trabajan en las más duras condiciones.

Uno de los episodios geológicos que más “personalidad” ha aportado al Parque Nacional ha sido la Orogenia Alpina, etapa en la que las rocas que se fueron depositando a lo largo de los más de 500 millones de años se levantan para formar la actual Cordillera Cantábrica.

Fotografía realizada desde la cima del Jultayu

Fotografía realizada desde la cima del Jultayu

Una vez levantada la Cordillera, para tener la configuración y el modelado del relieve actual, influyen diferentes factores, tales como, el tipo de rocas existentes o las variaciones en el clima pasado y actual, entre otros. Como ejemplo de influencia climática, los fenómenos glaciares comenzaron hace, aproximadamente, 100.000 años, y han tenido importancia en el modelado del paisaje, dejándonos lagos glaciares, valles glaciares o circos glaciares, entre otras formas que configuran, sin lugar a dudas, un paisaje de ensueño.

Fenómeno de glaciarismo en el entorno de los Lagos de Covadonga

Fenómeno de glaciarismo en el entorno de los Lagos de Covadonga

Tampoco podemos olvidarnos de la acción fluvial, resultado del poder erosivo del agua sobre la roca la caliza. El Parque Nacional se encuentra dentro de las cuencas hidrográficas de los ríos Sella, Deva y Cares. De hecho, el río Sella y el río Deva marcan los límites occidental y oriental, respectivamente del Parque Nacional. Además, el río Cares y el Duje, afluente del Cares, separan este territorio en tres macizos: Occidental o del Cornión, Central o de Los Urrieles y Oriental o de Andara. Esta importante dinámica fluvial ha dado como resultado las más impresionantes gargantas y desfiladeros, como los Beyos o El Cares.

Río Cares

Río Cares

Si hay un proceso realmente importante para el ganado, es el proceso disolución de la roca caliza, la Karstificación. Este proceso es consecuencia de la acción del agua, lo que ha convertido al Parque Nacional en uno de los sistemas kársticos con mayor importancia mundial. El proceso se manifiesta en superficie por formas, tales como fisuras en las rocas, depresiones (llamadas dolinas), poljés o valles ciegos. Las calizas están formadas por carbonato cálcico, pero además contienen materiales insolubles o “impurezas”, como las arcillas, por lo que al disolverse la caliza genera arcillas de decalcificación que se acumulan sobre la roca caliza. Lo que proporciona unos nutrientes de carácter excepcional, es decir,la base para los pastos de los Picos de Europa, donde se alimenta el ganado, deben su importancia al proceso de disolución de la roca caliza. Aunque este proceso seguramente también sea el causante de numerosas pérdidas de ganado, ya que las cabezas de ganado pueden caerse por las depresiones o dolinas que conectan con las cavidades subterráneas. Asturias, en general, y los Picos de Europa, en particular, es como un gran queso gruyère, ya que en su interior guarda grandes tesoros, que sólo los espeleólogos más intrépidos han logrado descubrir, siendo considerado este territorio como el Himalaya de los espeleólogos. Algunas de sus principales simas se encuentran entre las más profundas del mundo.

Si hay un proceso que realmente importante para el ganado el proceso disolución de la roca caliza, la Karstificación.

Poljé de Comeya

Poljé de Comeya

Los Picos de Europa se consideran como el Himalaya de los espeleólogos. Algunas de sus principales simas se encuentran entre las más profundas del mundo.

Como hemos podido comprobar, todo este complejo territorio es el paisaje que contemplan a diario nuestros paisanos y paisanas, su hogar, su centro de trabajo, un entorno que cuidan, admiran y respetan, y un paisaje en el que ellos y ellas han escrito. La geología ha tenido mucho peso en esta historia, en su historia. Porque la geología es de suma necesidad para estas personas, ya que además de generar el pasto en el que se alimenta el ganado, las elevaciones a las que se tienen que enfrentar para desarrollar su noble trabajo, también les proporcionan los recursos necesarios para construir sus cabañas y sus majadas. Debemos proteger esta labor en peligro de extinción, el pastoreo de los Picos de Europa, pero también debemos proteger, conservar y mantener nuestro entorno, nuestro hogar, porque los paisajes que observamos son el resultado de millones de años de trabajo de la naturaleza, y no lo debemos echar a perder por nuestra incomprensión e ideas equivocadas.

Toro pastando en el entorno de los Lagos de Covadonga

Toro y vacas pastando en el entorno de los Lagos de Covadonga, donde podemos apreciar los impresionantes desniveles del territorio, los valles y circos glaciares y fenómenos de disolución de calizas

Debemos proteger esta labor en peligro de extinción, el pastoreo de los Picos de Europa, pero también debemos proteger, conservar y mantener nuestro entorno, nuestro hogar, porque los paisajes que observamos son el resultado de millones de años de trabajo de la naturaleza, y no lo debemos echar a perder por nuestra incomprensión e ideas equivocadas.

EL ECOTURISMO EN ESPAÑA

En los últimos tiempos dentro del sector turístico se está hablando mucho sobre Ecoturismo, pero,… ¿sabemos realmente qué es el Ecoturismo? ¿Es el Ecoturismo sinónimo de Turismo de Naturaleza? ¿Estamos aplicando bien el término? ¿Lo estamos haciendo realmente bien? En este post vamos a resolver algunas dudas sobre este término, y siempre desde la opinión de las personas que formamos el equipo de Lláscara.

Ecoturismo es “El viaje responsable a las áreas naturales para conservar el medio ambiente y mejorar el bienestar de las personas locales”.

The International Ecotourism Society” define el Ecoturismo como “El viaje responsable a las áreas naturales para conservar el medio ambiente y mejorar el bienestar de las personas locales”. Eso quiere decir que los agentes, gestores y empresas que desarrollan y promocionan actividades de ecoturismo, y las personas que participan en las mismas, deberían de seguir una serie de principios, entre los que se encuentran:

  • Minimizar los impactos ambientales y sociales
  • Aumentar la conciencia y el respeto de la población y el visitante por el medio ambiente y la cultura local
  • Ofrecer experiencias positivas tanto para los visitantes, como para las poblaciones que están dentro de los espacios visitados
  • Ofrecer beneficios económicos directos para la conservación
  • Promover el desarrollo económico y social de los territorios que se visitan

En la mayoría de los casos, el Ecoturismo se confunde con el Turismo de Naturaleza, y por lo que podemos deducir de esta definición, Ecoturismo NO es lo mismo que Turismo de Naturaleza, el cual se define como cualquier actividad desarrollada en contacto con la naturaleza. Entonces, ¿por qué lo confundimos?

Ecoturismo NO es lo mismo que Turismo de Naturaleza

Durante este último año se han formado numerosas iniciativas “mal llamadas Ecoturismo”, bajo nuestro punto de vista. Pero, ¿por qué decimos eso de “mal llamadas”? Para que una iniciativa sea realmente Ecoturismo la primera clave que consideramos fundamental es involucrar a la población rural en nuestras actividades, que esas personas que viven y trabajan en territorios campesinos se sientan reconocidas y valoradas gracias a estas iniciativas, y, por supuesto, que se obtengan beneficios económicos directos de las mismas. No sirve de nada llevar a un grupo de personas a una zona rural, y tan siquiera hablarles de un producto típico, de que visiten a un artesano, agricultor o ganadero, y que por supuesto degusten sus productos, e incluso puedan adquirirlos. De esa manera, la población local no sólo aumentará su autoestima, sino que también verán incrementados sus ingresos y reconocido el valor de su valor.

Ganado en el Puerto de la Montaña de Covadonga

Ganado en el Puerto de la Montaña de Covadonga

Lo más importante es que las personas que viven y trabajan en territorios campesinos se sientan reconocidas y valoradas gracias a estas iniciativas, y, por supuesto, que se obtengan beneficios económicos directos de las mismas.

En segundo lugar, y no por ello menos importante, un turismo de calidad no debe consentir grupos numerosos en zonas rurales o áreas naturales. Por un lado, porque no sólo molestamos a la población rural que allí vive, y a quienes nunca les preguntamos su opinión en la gestión turística, sino que también causamos impactos en el entorno, principalmente a la flora y fauna, y por fauna no sólo nos referimos a la fauna salvaje, sino también sobre los impactos que ocasionan a la actividad ganadera este turismo de masas completamente insostenible. ¿Nos gustaría tener paseando por nuestras calles o centros de trabajo grupos de 20 o 30 personas, como mínimo, paseando, hablando y arrojando basuras (en el peor de los casos? La respuesta posiblemente sea un no rotundo. Y no vale decir que no es nuestro problema, o eso de “ya, pero sólo es un día”. Porque sí, puede sólo visitemos una determinada zona un solo día con nuestros grupos, pero al día siguiente vendrá otro grupo, pasado otro,…, y así cada día.

Cabras en la carretera del Parque Natural de Ponga

Cabras en la carretera del Parque Natural de Ponga

Últimamente, se pueden observar proyectos de Ecoturismo, que surgen para promocionar territorios que no reciben las visitas que esperan recibir (a veces nos preguntamos cuál es el número de visitas ideal que consideran los gestores turísticos, porque como suele decirse “nunca llueve a gusto de todos”). Para ello se promocionan eventos como “Día de la Red Natura 2000”, “Día Mundial del Medio Ambiente”, o cualquier otro evento similar, llevando grupos de más de 30 personas a un Espacio Natural Protegido, pero,… ¿incrementan este tipo de eventos los beneficios sociales y económicos de la población rural? ¿Sabemos realmente qué es la Red Natura 2000? ¿No existe la Red Natura 2000 todo el año o sólo el día 21 de Mayo? ¿Y qué sucede el resto del año? O más sencillo, ¿Sabemos qué es el Medio Ambiente o el Desarrollo Rural? Parece que el Ecoturismo o el Turismo de Naturaleza son sólo para días especiales, y el resto del año podemos promocionar Turismo de Nieve o Turismo Cinegético, bajo nuestro punto de vista, totalmente incompatible con un turismo responsable y sostenible. Quizás sea por un desconocimiento, pero parece que el Ecoturismo es otro nombre que ha calado en la población para promocionar territorios o comarcas, sin tener en cuenta a la población residente y sus actividades económicas, pero que las cosas se seguirán haciendo igual, pero con otro nombre creativo e innovador. Por ello, es realmente necesaria la formación y la sensibilización para que este tipo de cosas no sucedan. A veces, simplemente es desconocimiento.

Parece que este es un mensaje un poco negativo, pero existen pequeñas iniciativas a nivel nacional que nos dan esperanza y apoyo al resto de personas de que otro modelo turístico es posible. Porque sólo se necesitan ganas de hacer bien las cosas, ilusión y pasión por el trabajo, para que así puedan cambiar las cosas.

El próximo año 2017 será el Año Internacional del Turismo Sostenible, quizás pueda ser un buen momento para el cambio.

Vacas en el Macizo de Ubiña

Vacas en el Macizo de Ubiña

 

LLÁSCARA: EXPERIENCIA EJEMPLAR DE LA FUNDACIÓN FÉLIX RODRÍGUEZ DE LA FUENTE

Lláscara, Experiencia Ejemplar de la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente

Lláscara, Experiencia Ejemplar de la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente

Fue hace dos años cuando la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente, a través del programa CoEmprender contactó conmigo para formar parte de ese proyecto que comenzaría en enero de 2014. Este proyecto se fundamentaba en el asesoramiento mutuo, la solidaridad y la cooperación entre la entidad ejemplar asentada en el medio rural y el profesional emprendedor, en situación actual de desempleo, que se desplaza a la entidad de acogida. El programa estaba destinado a promover y crear nuevos proyectos sostenibles en el medio rural-natural español y a establecer lazos laborales entre los participantes. Por aquel entonces, yo era la emprendedora en situación de desempleo, y mis amigxs Chema y Belén, de la empresa Itinerantur la empresa de acogida, a quienes me actualmente une una gran amistad, y a quienes estaré eternamente agradecida por acogerme en su casa y poder haber podido aprender de Itinerantur en sus inicios. Fuimos los primeros en firmar este proyecto, lo que nos sirvió para salir en algún periódico.

tumblr_inline_n02afoYFBA1rhwwzc

Dos años más tarde, tras mucho esfuerzo y duras jornadas de trabajo, la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente, esta vez a través del programa “Experiencias Ejemplares”, ha nombrado a Lláscara Experiencia ejemplar. ¡No hay palabras que describa la felicidad que siento ahora mismo!

Pincha en este enlace para más información

Según la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente “Las experiencias ejemplares son iniciativas del territorio rural que son paradigma de la convergencia, lideradas por personas o instituciones comprometidas con la conservación de la naturaleza y la supervivencia del mundo rural. Estas experiencias constituyen ejemplos reales que demuestran la viabilidad que tiene esta forma de afrontar la relación entre el Hombre y la Tierra en beneficio de la biodiversidad y el mundo rural”.

¡Gracias a todas las personas que han hecho posible este reconocimiento en nuestro primer año de existencia! El año no ha podido acabar de mejor manera para Lláscara. Vosotros y vosotras sois los únicos responsables de ello, y por supuesto gracias a la Fundación, porque desde que comencé mi experiencia de autoempleo, siempre ha estado ahí mostrándome su apoyo, y lo que para mí es más importante, dando visibilidad a proyectos ejemplares en el medio rural, y luchando para que estos territorios sigan vivos, ya que las personas que viven y trabajan en estas zonas son los garantes de la conservación de la biodiversidad y cuidadores de nuestros paisajes. Es un honor para Lláscara estar dentro de este programa, por todo lo que representa, y lo que significa.

¡Gracias! ¡Y que el 2016 nos traiga más experiencias auténticas en el medio rural asturiano!

EL CASTRO SAN CHUIS: PATRIMONIO CULTURAL ABANDONADO

El Castro San Chuis se localiza en el alto de San Chuis, a 6.5 km de Pola de Allande, y ha sido reconocido como el núcleo castreño más importante de la comarca debido a su localización.

Castro San Chuis

Este castro está asentado en un promontorio rodeado por un gran foso al Oeste que delimita el antecastro, protegido por cinco fosos y contrafosos. En la zona Este y Norte, aún se puede observar parte de su muralla, construida por el sistema de módulos rectangulares de esquinas redondeadas adosadas.

Castro San Chuis

Se trata de un castro ocupado por comunidades indígenas, en primer lugar, iniciado aproximadamente en el siglo VIII d.C., en plena Edad del Hierro, seguido por una ocupación romana, cuya presencia se manifiesta en el siglo I d.C. Se cree que es un castro vinculado a las explotaciones de oro realizadas en la época romana. Desde el castro podemos admirar en las montañas del entorno la abundancia de antiguas minas de oro. Las excavaciones del castro comenzaron en los años 60 del siglo pasado, y se cree que solamente está excavado el 30% de su totalidad.

Castro San Chuis

Hay dos sectores claramente diferenciados en el castro. El sector inferior está formado por cabañas de planta circular con muros de pizarra tabular dispuestas según las características generales del urbanismo castreño. El sector superior muestra cabañas con ángulos rectos y con muros medianeros, alineadas con varias dependencias regulares. Destaca la pavimentación de las calles con losas de pizarra. En las labores de excavación se han recuperado objetos como cerámica, un conducto cubierto para evacuar aguas y una escultura de un rostro humano.

Castro San Chuis

Este domingo 16 de agosto decidí realizar una ruta por la zona de Allande, un concejo precioso y con altos valores naturales, culturales y turísticos. Hacía dos años que no visitaba el castro y lo que me encontré fue un estado lamentable de la conservación del castro, muy triste. ¿Cómo es posible que un elemento tan importante de nuestro patrimonio cultural, declarado Bien de Interés Cultural se encuentre en estado de abandono total? ¿Tan poco cariño tenemos por nuestra historia y por nuestra cultura?

Castro San Chuis

Las fotos muestran muros derruidos o a punto de derruirse, cabañas llenas de helechos, un campo lleno de brezales, zarzamoras y tojos, la yerba sin cortar, abedules creciendo entre la muralla y los muros de las cabañas, cuyas raíces terminarán por derruir parte de los muros, y con ello, acabará una parte importante de nuestro patrimonio.

Castro San Chuis

También me llama la atención y me pregunto cómo puede ser posible que un lugar tan impresionante, con tanta historia, con un alto valor patrimonial y gran atractivo turístico no sea visitado o no tenga un programa de visitas guiadas. Durante las 4 horas que estuvimos allí visitando y fotografiando el castro sólo acudieron dos personas, un domingo en pleno puente de agosto, festivo a nivel nacional. Cabe destacar que los accesos al castro están muy mal cuidados, y seguramente en épocas de lluvia, estarán peor, y que la señalización para llegar desde la carretera principal AS-14 es muy pobre.

Castro San Chuis

Desde aquí reivindico que, por favor, se realicen labores de mantenimiento en el castro, ya que la densidad de vegetación terminará por arruinar el yacimiento arqueológico. Creo que también sería necesario una buena panelización para realizar una visita autoguiada del castro desde San Martín de Beduledo. Un paseo muy bonito e interesante para interpretar no sólo el castro, sino la zona, el paisaje rural, el bosque, la minería del oro, y por supuesto el castro. Sería maravilloso para Allande poner su comarca en el mapa, que las personas disfruten del entorno y se vayan de nuestro territorio con muy buen sabor de boca. Otra opción es habilitar guías locales para que los visitantes puedan realizar una visita guiada de calidad, y con ello, la creación y consolidación de empleo en la zona.

Castro San Chuis

Es nuestro patrimonio, si lo abandonamos estamos perdiendo una parte fundamental de nuestra historia, nos estamos destruyendo a nosotros mismos.

Castro San Chuis

LOS CASTAÑOS

Hoy estoy en casa, y con esto me refiero a que me encuentro en el lugar en el que crecí, con mi abuela, mi abuelo, mi padre y mi madre al lado, y de quienes aprendí a amar el territorio y no olvidar nunca mi origen y, sobre todo, a sentirme orgullosa de haber crecido en una zona rural. Estoy escribiendo este post del blog debajo de un manzano, mientras admiro el paisaje nublado de la Sierra del Aramu y del Parque Natural y Reserva de la Biosfera de las Ubiñas-La Mesa, y mientras veo los castaños en flor de La Fonte’l Molín. Este paisaje de castaños en flor me transporta a una época en la que todo empezó, sin que tan siquiera yo me diera cuenta. Si, esta semana voy a hablar de sentimientos, pero la Interpretación del Patrimonio también se basa en interpretar nuestros sentimientos sobre un determinado recurso interpretativo.

Fuente'l molín

¡Cuántos recuerdos! ¡Cuántas vivencias! Los castaños como testigos de la historia local, pero también de mi historia. El primer recuerdo que tengo sobre los castaños son las narraciones de mi abuela, de esos castaños que tanta hambre le habían quitado en los momentos de mayores penurias. Cada árbol pertenecía a una familia, pero en períodos de grandes necesidades los frutos se repartían entre el común, se almacenaban en las corras, y se iban dosificando para aguantar el largo invierno, y alimentar a los animales.

Ecoturismo en Asturias

Más tarde esos castaños también fueron míos, y no como propiedad, sino como parte de mi testimonio personal. Recuerdos que me vienen de ir con mi abuelo a ver a las vacas, ovejas y caballos, y pasarnos toda la tarde sentados a su sombra, mientras divagaba sobre la importancia de mantener el bosque, de cuidar del paisaje y de cómo las personas se avergonzaban de sus orígenes y las casas se caían, porque tenían mejores coses que hacer que pasar su tiempo libre en una zona rural olvidada. Cuan importantes fueron castaños y avellanos en la economía campesina asturiana. No lo podemos ni imaginar.

Ecoturismo en Asturias

El castaño o Castanea sativa es un árbol caducifolio de la familia de las fagáceas. Florece a finales de mayo, y aún este mes se puede observar su floración en pleno esplendor. Se cree que el castaño llegó a la Península con los romanos, aunque hay estudios que certifican que ya estaba aquí antes de su conquista, sea como fuere, es un árbol que lleva tantos años entre nosotros, que ha sido testigo silencioso de la historia de los pueblos, y que nos ha ayudado y acompañado en el viaje de nuestra vida.

Ecoturismo en Asturias

El castaño no sólo proporcionó alimentos a las personas de las zonas rurales, sino también nos ayudó a desarrollarnos y evolucionar. Uno de los recuerdos más bonitos que guardo, y no hace mucho tiempo que pasó, es ir con mi padre al monte a por “mangos”, como él lo llama. Busca, selecciona y estudia, con sumo detalle y cariño, las mejores ramas para fabricar sus propias herramientas de trabajo. Mientras yo le acompaño y ayudo, hablamos largo y tendido sobre la importancia de realizar una buena gestión forestal, de la tristeza que siente de que ya nadie de importancia a recoger las castañas, y de que los castaños, posiblemente por tristeza de que ya nadie valore sus frutos, sus hijas (las castañas), se están muriendo de pena. Y esto es literal, ya que cada vez hay más bosques de castaños secando o enfermando por el chancro u otras patologías, y no nos damos cuenta de que estamos perdiendo parte de nuestro patrimonio cultural y natural, pero también nuestra memoria.

Ecoturismo en Asturias

Durante este mes, la floración del castaño y el olor a yerba, me trae recuerdos de infancia imposibles de borrar, y de los que me siento orgullosa de haber vivido.

Ecoturismo en Asturias

En septiembre, dedicaremos varias actividades de interpretación del patrimonio en Asturias a este árbol, mi gran amigo, mi gran compañero, y al que le debo un gran homenaje por haberme dado los momentos más bonitos de mi vida.

PATRIMONIO EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

Continuamente se habla de la conservación de la biodiversidad y el patrimonio natural y la restauración de los ecosistemas, aspectos relevantes en la lucha contra el cambio climático. También se exponen cuestiones sobre el uso sostenible de la biodiversidad y su importancia en la creación de empleo verde para avanzar en un modelo de desarrollo sostenible.

La biodiversidad, los paisajes en general, han sido mantenidos y conservados por personas que trabajan, viven y luchan en las zonas rurales, cuyo conocimiento y saber hacer ha logrado que el paisaje siga vivo. Pero, ¿qué sucede con este patrimonio cultural inmaterial? ¿Quién protege el conocimiento nativo?

Paisaje visto desde Urbiés (Turón, Asturias)

Paisaje visto desde Urbiés (Turón, Asturias)

El primer fin de semana de junio se celebró en Urbiés (Turón, Asturias) el certamen del Quesu d’Urbiés. Se trata de un queso de sabor y olor fuerte, un gustillo muy potente con ligeros toques amargos. Una delicia para todas las personas amantes del queso, y que no tiene nada que envidiar a otros quesos más famosos. Por desgracia, es un queso en “vías de extinción”. Sí, no sólo hay animales en peligro de extinción o especies de flora en catálogos de especies amenazadas, también hay productos tradicionales que están a punto de desaparecer. Pero, no sólo eso, lo más grave es que también hay personas en peligro de extinción, las guardianas del conocimiento.

Certamen del Quesu d'Urbiés 2015

Certamen del Quesu d’Urbiés 2015

Creo que es hora de comenzar a hablar sobre la recuperación de alimentos y saberes [gastronómicos] locales, tratar de involucrar a las “personas indígenas” en el fomento del empleo verde. Nuestros paisajes no son sólo paisajes naturales o paisajes culturales, son también paisajes gastronómicos: vacas, ovejas, cabras o caballos pastando, especies de cereales creciendo, colmenares, molinos, cuadras, hórreos, paneras, castaños, avellanos…etc. ¿Por qué las empresas de turismo no comenzamos a realizar interpretaciones de nuestros paisajes gastronómicos? El paisaje no es sólo flora, fauna y rocas, es conocimiento autóctono.

Quesu d'Urbiés

Quesu d’Urbiés

El paisaje tiene una funcionalidad y esta funcionalidad puede ser fundamental en el desarrollo rural, en la creación de empleo verde y en la fijación de población rural. Pero, para llevar esto a cabo debemos involucrar a las personas locales. ¿Por qué no realizamos un taller de elaboración de queso de Urbiés? Que nos enseñen las escasas queseras que quedan a elaborar este delicioso manjar, y a apreciar y conocer nuestro patrimonio. Quizás alguien se anime a vivir en Urbiés y encuentre en este maravilloso entorno rural de la zona alta del valle de Turón un lugar para vivir y trabajar, y sobre todo, volver a ver vida en el paisaje, porque las personas también somos biodiversidad.

Paisaje típico de la zona central asturiana

Paisaje típico de la zona central asturiana

 

#SOSMundoRural