Ecoturismo

La Educación Ambiental también es para el verano

El verano es la época del año en la que más visitantes reciben las playas, los espacios naturales protegidos y los entornos rurales. Los viajeros, aprovechando sus descansos y vacaciones, invierten su tiempo libre en descansar y descubrir nuevos territorios. Pero, ¿por qué no aprovechar esta circunstancia para tratar de lanzar mensajes a la población sobre nuestro patrimonio natural y el valor de su conservación?

El primer punto en el que quiero detenerme son las playas y los sistemas dunares. Quizás, porque estos ecosistemas son los que mayor impacto reciben durante la época estival. El medio litoral está compuesto por diversos ecosistemas, muy frágiles y sensibles a alteraciones antrópicas. Las dunas son barreras naturales que sirven de protección natural, pero también son almacenes de arena para que podamos disfrutar de un día de relax en la playa. ¿Saben esto los turistas? ¿Por qué no aprovechar el flujo masivo de visitantes para conocer su importancia? Una actividad lúdica con niños y niñas o un panel interpretativo para conocer la flora invasora, las especies de aves, la biodiversidad en peligro de extinción o el valor de no tirar basuras en un espacio tan sensible sería básico para conocer, valorar, respetar y defender el entorno que se está visitando, y otros similares. Sin duda, estamos perdiendo una gran oportunidad de concienciación ambiental.

TazonesLos Parques Nacionales, Parques Naturales o Reservas de la Biosfera son también espacios que reciben multitud de visitantes diarios en verano. Algunos, incluso, por encima de su capacidad de acogida, lo cual puede dañar el paisaje de una manera irreversible, e incluso causar daño a la población local, en lugar de beneficios. En estos territorios, por un lado, debemos maravillarnos con la espléndida biodiversidad y geodiversidad que salvaguardan, y por otro, también del paisanaje que ha sabido conservar este patrimonio. Las entidades públicas promocionan muy bien estos espacios, pero por qué no también ayudar a conocer las especies de flora y fauna más emblemáticas que albergan, o los materiales de los que está compuesto el espacio protegido. ¿Por qué no promocionar y promover el consumo de productos locales? La educación ambiental debe ir de la mano del desarrollo rural, porque si una zona queda deshabitado estamos perdiendo siglos de historia, de cultura y de conocimiento autóctono del territorio. Estaremos perdiendo a nuestros indígenas.

La revolución empieza por pequeñas cosas, en pequeños lugares, y con “mucha gente pequeña haciendo muchas pequeñas, pero grandes cosas”. El verano es la perfecta oportunidad para que los mensajes de los árboles, las plantas, las rocas, los animales, los indígenas o los paisajes lleguen a los visitantes. La educación ambiental también es para el verano.

Con la premisa que todos los y las educadoras ambientales tenemos de que sólo se puede proteger y conservar aquello que se conoce y se valora, el verano es una excelente oportunidad de cambiar el mundo. Hay aspectos de nuestro entorno en los que que las personas nunca nos habíamos fijado, quizás porque nadie nos lo enseñado o hablado sobre ello. Por ello, esta época se presenta como un excelente momento para la metamorfosis. La revolución empieza por pequeñas cosas, en pequeños lugares, y con “mucha gente pequeña haciendo muchas pequeñas, pero grandes cosas”. El verano es la perfecta oportunidad para que los mensajes de los árboles, las plantas, las rocas, los animales, los indígenas o los paisajes lleguen a los visitantes. La educación ambiental también es para el verano.

¡FELIZ 2017! AÑO INTERNACIONAL DEL TURISMO SOSTENIBLE PARA EL DESARROLLO

Feliz 2017

A finales del año 2015 la Asamblea General de la ONU declaró al año 2017 como el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo. Este reconocimiento no sólo tiene la intención de valorar la importancia de esta actividad económica, sino implicar a que los turistas, empresarios turísticos y organismos públicos tomen conciencia de la necesidad de impulsarla y desarrollarla de manera responsable.

El turismo es el principal motor económico de muchos territorios. En España representa casi el 12% del PIB. Esto quiere decir que se deben realizar estudios urgentes sobre la capacidad de acogida de los destinos para evitar los flujos masivos de visitantes. El patrimonio natural y cultural no es un recurso renovable, y por ello, no se debe causar daños sobre los paisajes, ni tampoco irrumpir en la vida de las personas que allí habitan, como sucede en numerosos núcleos rurales.

Otra cuestión importante a la hora de practicar un Turismo Responsable es tomar conciencia de la identidad de la zona visitada, es decir, descubrir la cultura, historia y tradiciones locales; degustar la gastronomía; experimentar todo lo auténtico que hace único a un territorio; pero, sobre todo, respetar al máximo el paisaje y el paisanaje. Esto es una manera de promover el conocimiento del patrimonio cultural, pero también seremos garantes de su conservación y protección.

Esperamos que la declaración del año 2017 como Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo sea el primer paso para que el Turismo Responsable no se quede en una práctica excepcional. Confiamos en que este reconocimiento sea la base y el motor para lograr que todas las personas que trabajamos en el sector turístico nos impliquemos en luchar para que los tres pilares básicos de la sostenibilidad (el económico, el social y el ambiental) se vean reforzados. Porque si las personas trabajamos por el bien común, entonces, cambiaremos el mundo.

Desde Lláscara les deseamos unas felices fiestas en compañía de sus seres queridos, un año 2017 lleno de felicidad, Educación Ambiental, Ecoturismo y experiencias auténticas.

¡Gracias por acompañarnos!

Ecoturismo en Asturias

EL PATRIMONIO GEOLÓGICO Y SU POTENCIAL COMO RECURSO TURÍSTICO

Si realizáramos una encuesta a la población sobre cuántas personas han realizado alguna vez Turismo Geológico, seguramente pocas personas responderían afirmativamente. En cambio, si la pregunta fuera “¿ha estado alguna vez en El Teide, Lagos de Covadonga, La Garrotxa, Costa Vasca, Monfragüe,…? Entonces, millones de personas responderían sí. Se podría decir un: si, usted ha hecho Turismo Geológico, aunque nadie se lo ha explicado nunca, y por eso lo desconocía.

El Turismo Geológico, que no es un concepto sinónimo de Geoturismo, es una manera de disfrutar del paisaje en todo su esplendor. Se trata de comprender cómo se forma el relieve, las rocas y los fósiles, entre otros recursos. Es una forma de conocer nuestra historia. Una historia de casi 4.600 millones de años y la evolución de nuestros paisajes. Sin duda, la geología es la base para entender y enriquecer algunos conceptos y actividades sobre la flora y la fauna (los suelos sobre los que se desarrollan las plantas y árboles y las rocas en las que habitan algunos mamíferos y aves). Pero también es importante para descubrir el patrimonio etnográfico y monumental. El Patrimonio Geológico es totalmente trasversal a nuestra historia. ¿Por qué entonces siempre nos olvidamos de este recurso turístico con un potencial interpretativo tan grande?

Salto del Gitano. Parque Nacional de Monfragüe

Salto del Gitano. Parque Nacional de Monfragüe

 

El Turismo Geológico no es lo mismo que el Geoturismo

 

España es un laboratorio geológico al aire libre, y ya cuenta con algunos destinos que se han animado a apostar por una estrategia de Turismo Geológico. A lo largo y ancho de nuestro territorio, incluyendo las islas, podemos encontrar un rico y variado patrimonio de todas las épocas y períodos de nuestra historia. Algunos de estos territorios con gran atractivo turístico tienen una relevancia científica internacional. Un ejemplo de estos destinos son los Geoparques, una figura auspiciada por la UNESCO en el mundo. España ya cuenta con 11 geoparques, 2 de ellos en las Islas Canarias. La estrategia desarrollada en los Geoparques es el Geoturismo, aunque en estos espacios protegidos es, sin lugar a dudas, el mejor lugar para practicar el Turismo Geológico, ya que cuentan con itinerarios autoguiados y actividades guiadas por expertos para poder conocer el patrimonio geológico local.

Costa de los Dinosaurios (Asturias)

Costa de los Dinosaurios (Asturias)

Si el Patrimonio Geológico es tan variado e interesante, ¿por qué no tiene tanta notoriedad como otra tipología turística practicada en el entorno natural como, por ejemplo, el Turismo Ornitológico? Bajo mi punto de vista es fácil de explicar: el Turismo Geológico carece de buenos intérpretes de patrimonio. Todos recordamos en el cole aquella explicación incomprensible sobre la Tectónica de Placas. Ese recuerdo ha marcado nuestra juventud y cuando nos hablan de “geología” rápidamente nos viene ese recuerdo a la memoria. Esto se resume en que no hay buenos divulgadores de la geología, ni tampoco una profesionalización de esta disciplina. En cambio, cuando somos conscientes de consumir este turismo, completamente sostenible y respetuoso con nuestro entorno, ya que se trata de aprender a leer nuestro paisaje, nos encanta. Es como descubrir un mundo nuevo. Es aprender y entender nuestro entorno. Y eso, a todas las personas nos fascina.

Cataratas de Pulhapanzak (Honduras). América Latina está apostando muy fuerte por la búsqueda de recursos turísticos ligados a la cultura local y a la naturaleza

Cataratas de Pulhapanzak (Honduras).
América Latina está apostando muy fuerte por la búsqueda de recursos turísticos ligados a la cultura local y a la naturaleza

El Turismo Geológico debería ser una apuesta innovadora y sostenible de los territorios. Este recurso, además de valorizar nuestro patrimonio, promueve la conservación del mismo, e incluso tiene un gran potencial como recurso pedagógico en Educación Ambiental. Se trata, por ello, de un Turismo Sostenible que puede promover la creación de empleo entre los especialistas en Interpretación del Patrimonio. Además, estos grandes divulgadores tienen la capacidad de transportarnos a una época completamente desconocida en la que el paisaje, la biodiversidad, e incluso el clima, son totalmente diferentes a la actualidad. Un viaje en el tiempo que despierta nuestros sentidos, imaginación y creatividad. Esto sí que es un Turismo de Experiencias del que tanto se habla actualmente en el sector turístico.

 

El Turismo Geológico debería ser una apuesta innovadora y sostenible de los territorios

 

El Patrimonio Etnográfico es un gran recurso para analizar la geología del entorno

El Patrimonio Etnográfico es un gran recurso para analizar la geología del entorno

EL TURISMO ORNITOLÓGICO EN ESPAÑA

El Turismo Ornitológico o Birdwatching es una actividad que consiste en la observación de aves en su entorno natural. Está actividad cada vez cuenta con un mayor número de personas interesadas. El turismo ornitológico en España cuenta con un gran potencial de crecimiento.

Aves

España es el país con mayor biodiversidad de la Unión Europea, contando con casi 600 especies de aves diferentes, entre las se encuentran especies definidas como rarezas, o especies endémicas. Esto es debido a su posición biogeográfica y a la variedad de ecosistemas que podemos encontrar en todo el territorio nacional. En España existen más de 600 Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA), lo que supone el 20% del total de la superficie del territorio nacional, incluyendo el espacio terrestre y el espacio marino.

El turismo ornitológico atrae cada vez más visitantes extranjeros a nuestro país, procedentes principalmente de Reino Unido, Alemania y Holanda, pero también de Estados Unidos. Se estima que sólo en el Reino Unido hay más de 7 millones de aficionados a esta práctica. España recibe, aproximadamente, 10 millones de visitantes movidos por el interés de observar alguna especie.

P1180751

España recibe, aproximadamente, 10 millones de visitantes movidos por el interés de observar alguna especie.

Este tipo de visitantes están plenamente concienciados con la protección y conservación de nuestra naturaleza, pero también quieren vivir experiencias únicas e inolvidables. Son personas que, además de querer observar aves, quieren descubrir la autenticidad de los territorios, degustar la gastronomía local, conocer la etnografía y la cultura, y sumergirse en unos paisajes mágicos. Unos escenarios en excelente estado de conservación que han si conservados por los habitantes de las zonas rurales, para que las aves sigan eligiendo esos lugares como su lugar de residencia o de paso.

Este tipo de turismo promueve no sólo la dinamización del sector turístico y la desestacionalización de la demanda, sino un compromiso de las personas locales por seguir manteniendo este patrimonio. Es todo un orgullo que personas llegadas de tan lejos valoricen algo que para los locales es tan común. Además, promueve valores de defensa de nuestro entorno, y hace que estas personas se sientan orgullosos de su tierra, de su trabajo y de su identidad.

A través de un recurso patrimonial como son nuestras aves, podemos mostrar a nuestros visitantes todo un territorio que merece la pena ser descubierto, en el que no sólo hay naturaleza, sino que también hay paisanaje. Una tipología de turismo que rompe la dinámica turística estacional, y puede llegar a permitir que las personas puedan vivir en sus territorios durante todo el año. Un turismo que puede llegar incluso a potenciar el sector primario español, ya que este tipo de turistas están concienciados con la sostenibilidad y la ecología. Están deseosos de degustar productos locales producidos con mucho amor en el territorio. Porque el turismo sostenible y el desarrollo rural deben ir siempre de la mano y nunca separarse.

FILE89583

¿QUÉ ENTENDEMOS POR TURISMO SOSTENIBLE?

El verano ya está a punto de terminar, y con ello termina la temporada turística en la que más viajeros, principalmente nacionales, se desplazan en busca de un merecido descanso. Durante apenas dos meses son millones los desplazamientos que se realizan dentro de España, pero ¿en cuántos de estos viajes se podrían considerar que los turistas están practicando un Turismo Sostenible o Turismo Responsable? A lo largo de este verano hemos podido ver noticias sobre muchos lugares masificados, entre ellos Espacios Naturales Protegidos, ciudades sobrecargadas de turistas en las que la población local no puede hacer “vida normal”, caravanas de coches en las carreteras o accesos rodados saturados para acceder a los puntos turísticos más famosos. En esta ocasión, ofrecemos una reflexión sobre qué entendemos nosotros que es el Turismo Sostenible o Responsable, y qué medidas podrían tomarse. Queremos aportar nuestro granito de arena para cambiar el mundo y concienciar sobre la importancia de viajar de una manera responsable. Además, el Turismo puede llegar a ser una poderosa herramienta de Desarrollo Rural y concienciación social y ambiental.

El Turismo puede llegar a ser una poderosa herramienta de Desarrollo Rural y concienciación social y ambiental.

El Turismo Sostenible no se trata de una “novedosa tipología turística”. Se trata de una metodología que se aplica a los destinos, entidades y/o empresas, en los que, designando unos determinados principios y criterios éticos, así como unas buenas prácticas profesionales, ambientales y sociales, los beneficios del turismo puedan revertir directamente en el territorio de acogida. Estos beneficios se desglosan en varios, que bajo nuestro punto de vista son: económicos, sociales, culturales y ambientales. A su vez, pueden ser beneficios que se queden directamente en el territorio de acogida, pero también mensajes que calen en los viajeros y su círculo cercano, ya que estos últimos pueden tomar conciencia de muchas situaciones para cambiarlas.

El Turismo Sostenible posee diferentes definiciones, pero nos quedamos con la definición de la Organización Mundial de Turismo (OMT), quien en el 1993, en la Conferencia Euromediterránea sobre Turismo y Desarrollo Sostenible, desarrolló en el documento titulado “Tourism the year 2000 and beyond qualitative aspects”: “El Turismo Sostenible atiende a las necesidades de los turistas actuales y de las regiones receptoras y al mismo tiempo protege y fomenta las oportunidades para el futuro. Se concibe como una vía hacia la gestión de todos los recursos de forma que puedan satisfacerse las necesidades económicas, sociales y estéticas, respetando al mismo tiempo la integridad cultural, los procesos ecológicos esenciales, la diversidad biológica y los sistemas que sostienen la vida”.

urante la temporada del verano de 2016 hubo momentos de superar los 7.000 visitantes en el entorno de los Lagos de Covadonga

Durante la temporada del verano de 2016 hubo momentos de superar los 7.000 visitantes en el entorno de los Lagos de Covadonga

“El Turismo Sostenible atiende a las necesidades de los turistas actuales y de las regiones receptoras y al mismo tiempo protege y fomenta las oportunidades para el futuro. Se concibe como una vía hacia la gestión de todos los recursos de forma que puedan satisfacerse las necesidades económicas, sociales y estéticas, respetando al mismo tiempo la integridad cultural, los procesos ecológicos esenciales, la diversidad biológica y los sistemas que sostienen la vida”.

¿Y qué criterios y/o principios debemos desarrollar para promover el Turismo Sostenible? A continuación, os desarrollamos de una manera somera algunos de los puntos que nosotros consideramos básicos. Cabe destacar que no están ordenados en función de su importancia. Creemos que todos los puntos son igual de importantes.

  • Favorecer el consumo de productos locales. Detrás de este tipo de productos hay una persona o personas, con una historia que merece la pena conocer y descubrir. Estas personas verán incrementados sus ingresos, pero también su autoestima. Consumir productos típicos también forma parte del turismo, ya que tenemos que probar, saborear, descubrir y conocer, y los productos típicos, agroalimentarios o la cocina tradicional forman parte de la tradición de cualquier destino. Consumir este tipo de productos es ayudar a mantener y conservar nuestro legado patrimonial, pero también nuestros paisajes. Por no decir que ayudaremos a fijar población en estos territorios.
  • Contratación de guías locales. Por un lado, contratando guías locales ayudaremos a incrementar los ingresos económicos de las personas que habitan en un destino. Además, los guías locales siempre serán las personas que mejor conozcan sus territorios, de quienes más aprenderemos: sus historias, tradiciones o los rincones más bonitos, entre otros. Aprenderemos a amar ese territorio.
  • Contratar empresas legales y debidamente registradas. Hay mucho intrusismo en el ámbito turístico. Cada empresa, ya sea alojamiento, agencia de viajes empresa de turismo activo o guía oficial de turismo paga sus impuestos, seguros, y el coste de diseñar y organizar cada actividad y/o servicio. En este caso, parece que en lugar de colaborar entre empresas, se tiende a ver al enemigo. Hay alojamientos ofreciendo actividades guiadas o servicio de transfer, estaciones de esquí ofreciendo actividades de observación de fauna, asociaciones de turismo rural vendiendo paquetes turísticos. Como usuarios de Turismo Responsable y como empresas responsables no debemos NUNCA hacer uso de este tipo de servicios ilegales, ya que con ello perjudicamos a haya empresas que puedan desaparecer.
  • Uso de transporte público, en la medida de lo posible. Somos conscientes de que hay muchos alojamientos que no disponen de una red de transporte público para llegar a este destino, pero existen alternativas, una vez que estamos allí. El Turismo Sostenible, al final, se trata de seguir la misma filosofía que llevamos en nuestra vida cotidiana, y este punto puede solventarse de muchas maneras.
  • Respeto a la cultura tradicional y a sus habitantes. Ya sea una escapada de dos días o de una semana o superior, cuando llegamos a un territorio nos convertimos en habitantes de ese territorio durante un breve período de tiempo. Esto quiere decir que debemos de respetar a nuestros vecinos, y tratarles con el mismo respeto que nos gustaría que nos tratasen. Debemos tratar de conocer y admirar su cultura, así como su forma de vida.
  • Las personas no somos el centro del Universo. Muchos turistas se comportan de una manera completamente irracional cuando salen de sus lugares de origen. Evitemos este tipo de comportamientos. No queremos ver basuras en los Espacios Naturales Protegidos, ya que en nuestra casa no lo vamos a hacer. Comportémonos de una manera racional y respetuosa.
  • Trabajo y salarios dignos. Muchas empresas consideradas éticas, con compromisos y/o certificaciones ambientales tienen a sus trabajadores sin unas mínimas condiciones de dignidad o contratando a “falsos autónomos” para sus fines y beneficios. Esto no se puede consentir ni tolerar. Queremos un futuro digno, tanto en términos ambientales, como sociales. Os recomendamos leer esta noticia sobre trabajo digno en Travindy http://www.travindy.com/es/2016/07/unicamente-tres-empresas-turisticas-las-100-mejores-trabajar/
  • Uso razonable de los recursos naturales. Tanto nosotros como turistas, como los alojamientos, como los destinos o entidades deben promover medidas de reciclaje y/o reutilización de residuos. Deben disponer de un adecuado sistema de gestión de basuras, pero también protocolos de reducción de agua y uso racional de la energía, entre otros.
  • Capacidad de acogida de un destino. Los destinos turísticos no tienen una capacidad de recepción de visitantes infinita. De igual manera que cuando llegamos a un restaurante y vemos la típica placa de “máximo 30 personas”, hay zonas en las que se deberían realizar estudios para ver cuál es su punto máximo de recepción de turistas, porque lo hay. Se llama Capacidad de Acogida de un Destino, y su cálculo es muy sencillo. No se pueden tolerar Espacios Naturales Protegidos en los que, como no cabe un coche más, están aparcados en cualquier lugar, o espacios sobresaturados, con el impacto ambiental y social que esto implica: ruidos, basuras…etc. ¿Es este el tipo de modelo turístico que queremos? Porque debemos tener en cuenta en este tipo de modelo que no sólo estamos causando un impacto en el medio natural, sino que la población local también se ve perjudicada con este modelo. ¿Alguna vez hemos realizado estudios reales del incremento de ingresos en la población en estos lugares sobresaturados? Deberíamos hacerlo.
  • Empresas “éticas” que tengan políticas ambientales adecuadas. Por un lado, comprobar que la empresa o entidad no vulnera ningún tipo de legislación ambiental. Los turistas europeos, por lo general, son grandes consumidores de Turismo Sostenible. Entre sus preguntas a la hora de elegir un destino o una empresa turística están los compromisos ambientales que han adquirido, sus certificaciones, si colaboran con algún tipo de ONG o proyecto conservacionista o social, entre otras.

Aunque ha sido un post un poco largo, no queríamos dejar pasar esta oportunidad de hablar sobre Turismo Sostenible, aunque estamos seguros que no será la última vez que lo hagamos.

Actividad desarrollada por la Asociación Cultural La Ponte de Santo Adriano, que desarrolla actividades de Turismo Sostenible y dinamización social rural

Actividad desarrollada por la Asociación Cultural La Ponte de Santo Adriano, que desarrolla actividades de Turismo Sostenible y dinamización social rural

EL ECOTURISMO EN ESPAÑA

En los últimos tiempos dentro del sector turístico se está hablando mucho sobre Ecoturismo, pero,… ¿sabemos realmente qué es el Ecoturismo? ¿Es el Ecoturismo sinónimo de Turismo de Naturaleza? ¿Estamos aplicando bien el término? ¿Lo estamos haciendo realmente bien? En este post vamos a resolver algunas dudas sobre este término, y siempre desde la opinión de las personas que formamos el equipo de Lláscara.

Ecoturismo es “El viaje responsable a las áreas naturales para conservar el medio ambiente y mejorar el bienestar de las personas locales”.

The International Ecotourism Society” define el Ecoturismo como “El viaje responsable a las áreas naturales para conservar el medio ambiente y mejorar el bienestar de las personas locales”. Eso quiere decir que los agentes, gestores y empresas que desarrollan y promocionan actividades de ecoturismo, y las personas que participan en las mismas, deberían de seguir una serie de principios, entre los que se encuentran:

  • Minimizar los impactos ambientales y sociales
  • Aumentar la conciencia y el respeto de la población y el visitante por el medio ambiente y la cultura local
  • Ofrecer experiencias positivas tanto para los visitantes, como para las poblaciones que están dentro de los espacios visitados
  • Ofrecer beneficios económicos directos para la conservación
  • Promover el desarrollo económico y social de los territorios que se visitan

En la mayoría de los casos, el Ecoturismo se confunde con el Turismo de Naturaleza, y por lo que podemos deducir de esta definición, Ecoturismo NO es lo mismo que Turismo de Naturaleza, el cual se define como cualquier actividad desarrollada en contacto con la naturaleza. Entonces, ¿por qué lo confundimos?

Ecoturismo NO es lo mismo que Turismo de Naturaleza

Durante este último año se han formado numerosas iniciativas “mal llamadas Ecoturismo”, bajo nuestro punto de vista. Pero, ¿por qué decimos eso de “mal llamadas”? Para que una iniciativa sea realmente Ecoturismo la primera clave que consideramos fundamental es involucrar a la población rural en nuestras actividades, que esas personas que viven y trabajan en territorios campesinos se sientan reconocidas y valoradas gracias a estas iniciativas, y, por supuesto, que se obtengan beneficios económicos directos de las mismas. No sirve de nada llevar a un grupo de personas a una zona rural, y tan siquiera hablarles de un producto típico, de que visiten a un artesano, agricultor o ganadero, y que por supuesto degusten sus productos, e incluso puedan adquirirlos. De esa manera, la población local no sólo aumentará su autoestima, sino que también verán incrementados sus ingresos y reconocido el valor de su valor.

Ganado en el Puerto de la Montaña de Covadonga

Ganado en el Puerto de la Montaña de Covadonga

Lo más importante es que las personas que viven y trabajan en territorios campesinos se sientan reconocidas y valoradas gracias a estas iniciativas, y, por supuesto, que se obtengan beneficios económicos directos de las mismas.

En segundo lugar, y no por ello menos importante, un turismo de calidad no debe consentir grupos numerosos en zonas rurales o áreas naturales. Por un lado, porque no sólo molestamos a la población rural que allí vive, y a quienes nunca les preguntamos su opinión en la gestión turística, sino que también causamos impactos en el entorno, principalmente a la flora y fauna, y por fauna no sólo nos referimos a la fauna salvaje, sino también sobre los impactos que ocasionan a la actividad ganadera este turismo de masas completamente insostenible. ¿Nos gustaría tener paseando por nuestras calles o centros de trabajo grupos de 20 o 30 personas, como mínimo, paseando, hablando y arrojando basuras (en el peor de los casos? La respuesta posiblemente sea un no rotundo. Y no vale decir que no es nuestro problema, o eso de “ya, pero sólo es un día”. Porque sí, puede sólo visitemos una determinada zona un solo día con nuestros grupos, pero al día siguiente vendrá otro grupo, pasado otro,…, y así cada día.

Cabras en la carretera del Parque Natural de Ponga

Cabras en la carretera del Parque Natural de Ponga

Últimamente, se pueden observar proyectos de Ecoturismo, que surgen para promocionar territorios que no reciben las visitas que esperan recibir (a veces nos preguntamos cuál es el número de visitas ideal que consideran los gestores turísticos, porque como suele decirse “nunca llueve a gusto de todos”). Para ello se promocionan eventos como “Día de la Red Natura 2000”, “Día Mundial del Medio Ambiente”, o cualquier otro evento similar, llevando grupos de más de 30 personas a un Espacio Natural Protegido, pero,… ¿incrementan este tipo de eventos los beneficios sociales y económicos de la población rural? ¿Sabemos realmente qué es la Red Natura 2000? ¿No existe la Red Natura 2000 todo el año o sólo el día 21 de Mayo? ¿Y qué sucede el resto del año? O más sencillo, ¿Sabemos qué es el Medio Ambiente o el Desarrollo Rural? Parece que el Ecoturismo o el Turismo de Naturaleza son sólo para días especiales, y el resto del año podemos promocionar Turismo de Nieve o Turismo Cinegético, bajo nuestro punto de vista, totalmente incompatible con un turismo responsable y sostenible. Quizás sea por un desconocimiento, pero parece que el Ecoturismo es otro nombre que ha calado en la población para promocionar territorios o comarcas, sin tener en cuenta a la población residente y sus actividades económicas, pero que las cosas se seguirán haciendo igual, pero con otro nombre creativo e innovador. Por ello, es realmente necesaria la formación y la sensibilización para que este tipo de cosas no sucedan. A veces, simplemente es desconocimiento.

Parece que este es un mensaje un poco negativo, pero existen pequeñas iniciativas a nivel nacional que nos dan esperanza y apoyo al resto de personas de que otro modelo turístico es posible. Porque sólo se necesitan ganas de hacer bien las cosas, ilusión y pasión por el trabajo, para que así puedan cambiar las cosas.

El próximo año 2017 será el Año Internacional del Turismo Sostenible, quizás pueda ser un buen momento para el cambio.

Vacas en el Macizo de Ubiña

Vacas en el Macizo de Ubiña