Sobre Lláscara

Según l’Academia de la Llingua Asturiana (DALLA) una LLÁSCARA es una:

  • “Piedra que asoma en el suelo y que no está suelta”
  • “Piedra lisa y plana”
  • “Piedra que cuartea fácil”
  • “Terreno compuesto por un tipo de piedra que cuartea fácil”

Esta palabra ha dado lugar a numerosos topónimos a lo largo de la región asturiana poniendo de manifiesto como la naturaleza, la cultura y la tradición están muy relacionadas entre sí.

Este nombre sintetiza un sentimiento y una voluntad de divulgar el patrimonio natural, pero también el cultural, como la música, el folklore, la mitología, la gastronomía, la agricultura y ganadería y otros saberes populares. Todo esto siempre muy relacionado entre si, por eso LLÁSCARA se enmarca y se afianza dentro de los conceptos de Ecoturismo y Desarrollo Rural.

LLÁSCARA es un punto de encuentro para todas aquellas personas que consideran que la naturaleza y el paisaje se construye y se conserva gracias a la cultura campesina. Personas experimentadas en la gestión y ordenación del territorio que están en posesión de un rico y variado patrimonio material e inmaterial, que, desgraciadamente, está a punto de desaparecer y es hora de dar a conocer.

LLÁSCARA pretende valorizar el patrimonio natural y cultural de los territorios, así como contribuir al desarrollo y mejora de las zonas rurales, pues la supervivencia de éstas es una condición necesaria para asegurar la conservación de la naturaleza.

LLÁSCARA defiende un desarrollo digno del sistema campesino español, teniendo en cuenta la naturaleza tradicional de cada territorio, y promoviendo medidas que diversifiquen la producción y su revalorización. Además, se deben desarrollar acciones que favorezcan el mantenimiento de las actividades rurales, ya que un medio rural vivo es básico para garantizar la conservación de los ecosistemas, paisajes y biodiversidad asociada.

Además, LLÁSCARA pretende luchar para que se pongan en marcha estrategias que promuevan un Turismo Responsable y Sostenible que puedan favorecer el desarrollo del Turismo Rural, pero que a su vez tenga en cuenta los valores naturales y tradicionales locales. El Turismo Sostenible y el Ecoturismo deben servir para conservar la naturaleza, al mismo tiempo que generar beneficios económicos directos en los territorios visitados. 

  • Valorar, respetar y reconocer la importancia del medio rural y de sus habitantes
  • Contribuir al desarrollo y mejora de las zonas rurales
  • Promocionar y conocer el patrimonio gastronómico más auténtico y vivo
  • Convertir el Turismo Sostenible y Ecoturismo en la estrategia turística principal de los territorios
  • Fomentar valores de cuidado y respeto por el patrimonio natural y cultural
  • Contribuir a que la población desarrolle su sentido de responsabilidad social y ambiental, y que tome conciencia de la urgente necesidad de prestar atención a los problemas del medio ambiente, para asegurar que se adopten medidas adecuadas al respecto
  • Promover el consumo de productos locales y Km0 con el fin de generar riqueza económica en las zonas rurales



Abrir/Cerrar comentarios